Cómo se reinventó el Festival de Cine de Sundance

Cuando el Festival de Cine de Sundance transformó la edición de 2021 en un formato virtual, surgieron nuevas posibilidades y se mejoraron los flujos de trabajo. Ahora, este festival llega a más narradores y cinéfilos que nunca.

Calle nevada de noche con una marquesina de cine de la edición de 2021 del Sundance

Por Adam Montgomery, jefe sénior de programación en el Festival de Cine de Sundance

Casi cada enero, más de 100 000 personas de todo el mundo viajan a Park City, una ciudad turística de Utah, para asistir al Festival de Cine de Sundance, el mayor festival de cine independiente de los Estados Unidos. Durante 10 días, público, artistas, profesionales del sector y periodistas se reúnen para asistir a proyecciones, paneles, eventos interactivos y fiestas en los que se disfruta del mejor cine y contenido multimedia independiente.

La edición de 2020 terminó unas pocas semanas antes del inicio de la pandemia. Con la siguiente edición a menos de un año, no estaba muy claro cómo sería el festival en 2021. ¿Volveríamos a Utah en persona, sería completamente online o se podría organizar un formato híbrido? El equipo se planteó todas las posibles situaciones para que, independientemente de lo que ocurriera en el mundo, pudiéramos presentar las novedades de los artistas y reunir a todas aquellas personas que se dedican al arte narrativo. 

Después de pensarlo detenidamente, el Sundance Institute decidió que todo el programa de la edición de 2021 del Festival de Cine de Sundance estaría disponible online. También se acordó que se organizarían unas pocas proyecciones físicas en varios puntos del país. Fue un esfuerzo enorme, complicado aún más por la nueva realidad de tener que colaborar en remoto desde al menos cinco zonas horarias distintas. La organización transformó el festival para que fuera más accesible en un año sin duda excepcional.

Dos personas y un perrito en la proyección virtual de Dailies en el Sundance

Detrás de las cámaras

Mi función en el Departamento de Programación del festival es supervisar el proceso de selección para las más de 15 000 candidaturas que recibimos todos los años. Somos un equipo de 60 personas. Vemos todo el material a consciencia, y eso nos permite descubrir nuevas voces que forman parte de la mejor narrativa independiente. 

Cuando el equipo de Programación decide el cartel definitivo del festival, se llama a las personas afortunadas para comunicarles que se acepta su candidatura y empieza el proceso de recopilar y organizar la información. Hay que recibir las imágenes promocionales de las películas, las fotos de cara de los directores, las sinopsis, los créditos y muchísima información extra en un plazo ajustado. Los cineastas trabajan sin descanso para terminar las versiones que se proyectarán online o en las sedes del festival.

Holden Payne, director técnico de Exposición, es el encargado de recibir todo el material. El equipo que dirige revisa los archivos de vídeo y los paquetes digitales para cine; comprueba la calidad de imagen y sonido para que todo esté perfecto y se pueda presentar en el festival. Básicamente, Holden se encarga de que todo el público del festival pueda ver y oír adecuadamente el material durante las proyecciones y los paneles del festival, tanto online como en sala.

Trabajar entre bastidores en el Sundance
Hombre con una mascarilla y sentado con un portapapeles

Nuevos usos de una herramienta conocida

Holden y yo trabajamos codo con codo durante unos ocho años. Sabíamos que ya teníamos una herramienta fantástica que nos ayudaría con la transición al online: Dropbox. Nos servía para solicitar y compartir contenido de vídeo que se usaba en los paneles del festival, la entrega de premios y otras cosas. Conseguía y editaba fragmentos de películas y los colocaba en una carpeta de Dropbox compartida para que el equipo de Holden pudiera prepararlos para la presentación. También recibía clips de panelistas para que los proyectara y discursos de aceptación de ganadores que no podrían asistir a la entrega en Dropbox. Subir un archivo es mucho más sencillo y rápido que usar adjuntos de correo y enlaces.

Trabajo con varios portátiles, tablets, un ordenador de torre para editar vídeo y el ordenador de la oficina, así que necesito que los archivos estén disponibles en todos los dispositivos. Dropbox sirve para eso, y lo hace muy bien.

Nos ha permitido adaptar el proceso de selección a los cambios tecnológicos.

Mi primera tarea en el Sundance fue conseguir que las candidaturas del festival pasaran del formato VHS a DVD. Pasamos de un sistema arcaico con candidaturas en papel y cintas de vídeo analógicas a recibir archivos de vídeo que los candidatos subían para que los revisáramos. Sabíamos que habría que tener paciencia hasta que todo el mundo se adaptara a las novedades, por lo que aceptábamos películas en cualquier formato. 

Por fin hemos dejado atrás la época oscura de los medios físicos, pero las tecnologías digitales son fuerzas opuestas que plantean problemas muy propios. El hecho de usar enlaces privados dispersos y plataformas online seguras y autónomas con instrucciones de visionado que se suelen enviar por correo no ayuda a controlar los miles de candidaturas que recibimos. Dropbox ha demostrado ser una herramienta inestimable y siempre sincronizada que simplifica este proceso. Disponemos de una ubicación central en la que coordinar los procesos de visionado y selección. Además, Dropbox se integra a la perfección en las plataformas que usamos a diario, por lo que se convierte en nuestro centro de colaboración por excelencia. 

Cineasta editando contenido en el ordenador; calle nevada de Park City con un <em>banner</em> del Festival de Cine de Sundance

Igualdad de condiciones

La sincronización selectiva permite ahorrar espacio

Se ha visto que configurar Dropbox en cualquier dispositivo es sencillo y rápido, pero los nuevos usuarios se encuentran con un obstáculo: el espacio en el disco duro. Muchos de los portátiles de los miembros del equipo no tienen una gran cantidad de espacio de almacenamiento, y la verdad es que ellos no están muy dispuestos a instalar nada nuevo. Después de mostrarles lo fácil que es instalar Dropbox con la sincronización selectiva, pude enseñarles a sincronizar solo los archivos que necesitan. Por experiencia, puedo decir que este proceso no es igual de directo en otras plataformas de colaboración basadas en la nube, donde los discos quedan saturados de archivos enormes que no hay que almacenar en local.

Siempre con la versión correcta

Otra de las ventajas de Dropbox es que elimina la fatiga que provoca tener demasiadas versiones. En lugar de editar el nombre de archivo con cada cambio, cualquier edición queda marcada con un comentario. De este modo, siempre sabemos qué versión del archivo es la más reciente y no tenemos que rebuscar en una carpeta llena de archivos con nombres como SundanceFinalv1, SundanceFinalv2 o, peor aún, SundanceFinalFINAL. A veces, hacemos pequeños cambios horas o minutos antes de la proyección. Necesitamos saber que el clip o la película que vamos a proyectar es la última versión sin tener que comprobar una y otra vez varias versiones.

Integración sencilla para eliminar barreras

Uso Dropbox para guardar todos los archivos que tengo, pero mi integración favorita es la de Vimeo. Puedo crear una carpeta de Dropbox y hacer que se compartan los archivos automáticamente en mi canal de Vimeo aplicando los ajustes de privacidad que necesite. También puedo solicitar a los artistas y panelistas del festival que suban una nueva versión de una película o cualquier otro archivo de vídeo; a los pocos minutos de que la hayan subido a la carpeta, ya puedo ver el contenido. Gracias a la integración de Dropbox en Vimeo, todos aquellos miembros y colaboradores que no tengan una cuenta de Dropbox o Vimeo de alta capacidad no se quedan atrás. Además, pueden subir sus proyectos a la cuenta de Dropbox del Sundance gratis, así que tampoco hay impedimentos económicos.

Marquesina al aire libre en la que se muestra que el Festival de Cine de Sundance presenta Jockey
Proyección de una película al aire libre, en las montañas

Un éxito que vale la pena repetir

La edición virtual (la de 2021) del Festival de Cine de Sundance fue un éxito rotundo. El volumen de candidaturas fue similar al de los años anteriores, y las dudas sobre si los cineastas iban a dejar pasar la edición de ese año quedaron disipadas. Recibimos tanto películas de mucho nivel que habían pasado desapercibidas en otros festivales como trabajos ya estrenados de artistas nuevos y muy prometedores de todo el mundo.

También aumentó el público. El número de espectadores se dobló gracias a la plataforma online, y pudimos copresentar proyecciones satélite en 24 estados a lo largo del festival. Además, todas las películas que se proyectaron en 2021 contaron con subtítulos, lo que hizo que más personas pudieran disfrutar del Sundance.

El Sundance, una organización internacional, siempre ha tenido claro que el trabajo en remoto puede seguir siendo humano y productivo aunque no se comparta un espacio físico. Dropbox aporta sensación de compañerismo; todo el mundo puede ver y comentar los mismos archivos, carpetas y vídeos aunque esté en ciudades, zonas horarias o incluso países diferentes.

Dropbox incrementó la colaboración del equipo durante la época en la que trabajábamos desde casa. Eso nos aportó más flexibilidad y podría cambiar por completo cómo vemos las oficinas.

En 2021 tuvimos que reinventar la rueda. Entonces, Sundance confió en Dropbox para adoptar un nuevo formato en mitad de la pandemia. Estamos en pleno proceso de planificación de la edición del año que viene, pero nos hemos dado cuenta de que la edición virtual nos hizo llegar más lejos y a más gente; hay un gran potencial. No nos cabe duda de que la programación física y la online acabarán coincidiendo.

Descubre cómo colaborar mejor.

Más sobre Dropbox Professional