Gestión de empleados remotos que trabajan desde casa

¿Los miembros de tu equipo trabajan desde casa? A continuación, te presentamos algunas prácticas recomendadas para el teletrabajo que ayudarán al equipo a rendir al máximo.

Un empleado trabajando desde casa en su portátil

Presta la atención necesaria a los equipos de empleados remotos

Empresas de todo el mundo están adoptando un modelo de oficina que incluye equipos con empleados remotos. Las ventajas de contar con trabajadores remotos son evidentes. Puedes contratar al talento clave independientemente de su ubicación o zona horaria. Además, si tus empleados remotos trabajan por cuenta propia, ambos disfrutaréis de la flexibilidad que eso conlleva. ¿Pero qué pasa con tus empleados a tiempo completo que trabajan desde casa? ¿Cómo pueden sentirse integrados sin una cocina compartida en la que charlar mientras se toman el café? Es más fácil de lo que crees.

No es raro ser nómada digital o tener a varios de ellos en el equipo. Lo extraño sería que eso no existiera en plena era digital. Incluso aunque tengas una oficina tradicional desde la que trabajar, se espera que muchas empresas ofrezcan trabajar de forma flexible. De hecho, más de la mitad de los trabajadores de la generación Z y millennial afirman que este es un requisito crucial a la hora de buscar trabajo.

A continuación, te indicamos cómo crear una verdadera sensación de equipo y cultura empresarial, incluso aunque tu empresa esté repartida en numerosas ubicaciones o tus empleados teletrabajen.

Implicación de los empleados

Independientemente de si los miembros de tu equipo trabajan desde una cafetería, un espacio de coworking o la habitación de invitados, la comunicación es clave para que todos estéis sincronizados.

Herramientas como SlackDropbox PaperZoom están ahí para ayudaros a mantener el contacto. Aunque estéis en diferentes zonas horarias, con la maravillosa comunicación asíncrona, conseguiréis que esto ya no sea un impedimento para la productividad. Independientemente de si dejas mensajes para que se lean más tarde o quieres cuadrar una videollamada, asegúrate de que la comunicación se trabaje día a día. Al fin y al cabo, un equipo está formado por personas que trabajan juntas, y nadie puede trabajar en colaboración si no tiene la información necesaria. Practica tus mejores habilidades comunicativas; ten una actitud abierta y mantente localizable aunque el principal canal de comunicación sea digital.

Asegúrate de que todos estéis localizables durante vuestro horario de trabajo y sé flexible; no prohíbas que tus trabajadores de la zona horaria del Pacífico se comuniquen con el equipo de Nueva York solo porque haya finalizado el horario de oficina. Dicho esto, no pierdas de vista la importancia del equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Si tu equipo va a adoptar un enfoque de teletrabajo, debéis decidir de mutuo acuerdo que intentaréis superar algunos obstáculos, como la diferencia horaria.

Cultura empresarial universal

Solo por el hecho de que la mitad de tu equipo esté en la oficina y la otra mitad repartida por todo el país esto no implica que tu experiencia laboral tenga que ser diferente. El pilar fundamental de una oficina es la cultura y la comunicación, y hoy en día todo eso puede ser digital. Si valoras la apertura, la honestidad y la tranquilidad, con jerarquías horizontales y una microgestión mínima en la oficina, también se puede aplicar a tu personal remoto. Lo que no esperes de tu equipo en la oficina no lo esperes de tus equipos remotos.

Por ejemplo, si los viernes por la tarde finalizáis la jornada unas horas antes para ir a tomar algo juntos, no esperes que tus trabajadores remotos empiecen a trabajar en un informe a las 16:30 para tenerlo listo al final del día. Del mismo modo, si permites sin problemas que los empleados de la oficina se vayan a comer cuando quieran, a cualquier hora del día, no cuestiones por qué el estado en línea de un trabajador remoto ha cambiado a "Ausente" a las 11:00. En resumen, no trates a tus equipos remotos como si fueran diferentes: un equipo es un equipo, independientemente de su forma y su tamaño.

Es natural sentir que, al no estar en la misma sala, los trabajadores pueden bajar el ritmo de trabajo. Pero al final del día, si los empleados están motivados, informados y en contacto, no hay razón para que sientan que el trabajo es algo que pueden o quieren descuidar. Y, sin duda, no deberías ofrecer un equilibrio entre la vida laboral y la personal solo a la mitad de tu equipo.

Ofrece a tus equipos remotos el apoyo que necesitan

No siempre es fácil encajar en una empresa cuando no estás físicamente ahí. Si te inclinas por la idea de contratar a personas que trabajarán permanentemente desde casa, tu deber es equipar a las nuevas contrataciones con la misma minuciosidad que al equipo de la oficina. Eso significa proporcionarles la misma información que tienen los empleados de la oficina, incluido el saber a quién dirigirse para las cuestiones salariales, las de Recursos Humanos y las solicitudes de vacaciones. Todos los trabajadores también deberían saber que pueden comunicarse con sus responsables para hablar sobre cualquier problema que tengan, relacionado con el trabajo o cualquier otro ámbito. Tampoco debes esperar que las personas trabajen en sus propios portátiles u ordenadores de casa, ni que compren su propio software. Si quieres que un miembro del equipo rinda al máximo, debes ofrecerle las mejores herramientas. Hablando de herramientas…

Encuentra las mejores herramientas

En la oficina, puedes conformarte con avisar a alguien elevando la voz desde tu mesa, ponerte al día en la zona de descanso o escribir algo en la pizarra. Pero eso no es posible en un equipo remoto. Las herramientas digitales adecuadas son aquellas que hacen que los nómadas digitales aumenten su eficiencia y productividad, así que hazte con ellas.

Dropbox facilita la colaboración, sin importar dónde estéis tu equipo y tú. Con nuestra plataforma, podrás crear una oficina en línea para tu personal remoto, ya que es un servicio para compartir archivos, editarlos y mucho más. Envía y recibe comentarios en tiempo real, comparte imágenes, vídeos y documentos de forma segura, y observa cómo se actualizan con notas y ediciones en tiempo real. Dropbox permite que ningún miembro del equipo se quede atrás, por muy diferente que sea su zona horaria.

Deja que Dropbox te ayude a conectar al equipo

Primeros pasos