Crea música, no barreras

Te contamos cómo el sello discográfico y la agencia de representaciones de artistas Future Classic ha evolucionado en su forma de trabajar y colaborar a la hora de crear canciones con las herramientas de Dropbox.

Feb 10, 2021
concierto al aire libre por la noche

Harry White, director general de Future Classic

 

Llegué a Future Classic en 2014 como responsable de artistas, y actualmente soy director general en nuestra oficina de Los Ángeles.

Future Classic empezó como una discográfica en la que creaban impresiones especiales y discos. Desde entonces, hemos evolucionado hasta convertirnos en una compañía de gestión de talentos y servicios para artistas, con verdadera pasión por descubrir nuevas voces y presentarlas ante el mundo. En la actualidad somos 15 en la empresa, entre el personal de Sídney y Los Ángeles. 

La gente que no pertenece al sector puede pensar que la música implica un camino solitario, pero la realidad es que crear canciones (y, en definitiva, la carrera de un artista) requiere el esfuerzo de muchas personas.

Miembros del equipo en Future Classic
logotipo de la empresa Future Classic

Un proceso creativo complicado

 

Con el equipo trabajando desde Australia y Estados Unidos, Future Classic siempre ha entendido muy bien las relaciones a distancia. Incluso antes de que abriéramos nuestra sedee d Los Ángeles, necesitábamos soluciones para trabajar juntos desde ubicaciones diferentes. La naturaleza intrínsecamente colaborativa del proceso de composición de nuestros artistas nos demandaba una solución para compartir archivos.

Muchos de nuestros artistas componen música electrónica, un género que se presta mucho a la colaboración. Un productor puede crear un beat en una parte del mundo, enviarlo a un vocalista en otro país y hacer que lo mezcle un ingeniero en otra parte del mundo. Nuestra generación de productores creció produciendo sus beats en los softwares Ableton y Pro Tools. Y, en el caso de nuestros artistas más veteranos, como Flume o Ta-ku, crear una canción colaborando con personas de todo el mundo es algo de lo más natural.

El proceso creativo puede complicarse rápidamente. Pero no te conformes con soluciones que se interponen en tu camino.

El proceso creativo puede variar mucho. Cada artista tiene su propia forma de trabajar, desde la manera de mezclar de los ingenieros, a cómo aborda un videoclip un director y cómo opera nuestro equipo de ingesta y producción.

Usamos un servidor online y hacíamos copia de seguridad en los discos duros, pero todos los del equipo tenían su propio sistema para organizar y compartir archivos en varias plataformas. Había mucho caos, nos llevaba mucho tiempo organizarnos y, desde luego, no era un método seguro. 

Dropbox era una solución ideal para nosotros porque propone un flujo de trabajo lógico para la forma de trabajar de nuestros artistas. Siempre hemos seguido su labor, y en ese momento parecía que todo el mundo ya tenía su propio Dropbox personal; yo también lo usaba. Así que trabajamos en torno a eso. 

En lo que respecta a nuestros archivos, utilizábamos otras plataformas para el contenido: Google Drive para los presupuestos y hojas de cálculo, y a veces WeTransfer para enviar archivos. Pero parecía importante elegir una plataforma con uniformidad accesible, que pudiera implementarse y usarse en todos los niveles, desde nuestros fundadores al nuevo becario. A medida que crece la empresa, necesitábamos un sistema que pudiera crecer a nuestro ritmo.

Future Classic y su experiencia trabajando con Dropbox

"Somos un poco paranoicos con la idea de que se filtre una canción. Con Dropbox, ya no tenemos que preocuparnos de que los archivos maestros de las canciones estén moviéndose por ahí antes de acabarse, porque tenemos permisos granulares para gestionar los diferentes niveles de acceso de varios miembros del personal y el equipo creativo. Estos protocolos protegen la seguridad de nuestra propiedad intelectual sin caer en la excesiva burocracia".

Harry White, director general de Future Classic
ilustración de Harry White, director general de Future Classic

Desde el uso compartido básico de archivos al crecimiento a nivel global

 

Incluso cuando Sídney era nuestra única oficina, empezamos a usar Dropbox para compartir archivos con cualquier persona y desde cualquier lugar de forma segura. Podía ser desde el autobús de una gira en mitad de la nada, y compartir archivos con alguien que estaba en otro lugar del mundo. Dropbox es una herramienta muy sólida a nivel técnico y de diseño, y propone un sistema sencillo y fácil de utilizar. Al trabajar con artistas, queremos simplificar las cosas lo máximo posible y la intuitiva interfaz de Dropbox facilita que los artistas integren esto en su flujo de trabajo. Creo que es una buena razón que explica por qué la relación de Dropbox con los creativos es tan fuerte.

Al compartir archivos, la seguridad no tiene por qué suponer una pérdida de usabilidad.

Dropbox también nos da tranquilidad en cuanto a la seguridad de nuestros archivos. Siendo sinceros, nos preocupa muchísimo que se filtren las canciones, hasta un nivel paranoico. Con Dropbox, ya no tenemos que preocuparnos de que los archivos maestros de las canciones estén moviéndose por ahí antes de acabarse, porque tenemos permisos granulares para gestionar los diferentes niveles de acceso de varios miembros del personal y el equipo creativo. Estos protocolos protegen la seguridad de nuestra propiedad intelectual sin caer en la excesiva burocracia. La seguridad es importante, pero tampoco queremos pedirle a alguien que tenga que pasar por un largo proceso para hacer algo.
estudio de producción musical
Interfaz de usuario de Dropbox de Future Classic

Una solución inteligente e intuitiva para compartir contenido

 

Dropbox ha evolucionado junto a Future Classic. Todo empezó como una forma de compartir archivos con artistas desde nuestra oficina El hecho de que creciéramos y empezáramos a contar con más colaboradores externos que exigían diferentes niveles de acceso a nuestros archivos tuvo implicaciones en cuanto a cómo queríamos organizar internamente nuestros recursos.

Al mismo tiempo, Dropbox estaba desarrollando su software. Justo cuando estábamos pensando en sustituir los discos duros físicos, Dropbox ya estaba preparado a nivel empresarial. Si la solución podía funcionar a la escala masiva de las grandes organizaciones, nos imaginamos que podría satisfacer darnos lo que necesitábamos.

Nuestro crecimiento con Dropbox culminó cuando construimos nuestra oficina y estudio en Los Ángeles, porque dio consistencia al teletrabajo para nosotros, como compañía. Pasamos de trabajar todos juntos en el mismo espacio, a operar 24 horas con un equipo repartido por todo el mundo. Dropbox nos ha ayudado a alcanzar esa escala global con un sistema centralizado que nos permitía trabajar juntos al personal de ambas oficinas. 

Con ingenieros y artistas en nuestro estudio de Los Ángeles día y noche, necesitábamos un sistema para que los archivos de las sesiones se subieran y pudieran acceder a ellos desde nuestra oficina de Australia. Y ese sistema fue la Sincronización inteligente de Dropbox."

Estudio de producción Future Classic e interfaz de usuario de Dropbox

El estudio de Los Ángeles fue una bendición porque era la primera vez que teníamos equipos de negocio y creativos bajo el mismo techo. Esto significaba que podíamos pasar más tiempo con los artistas y acercarnos más a la música. 

También presentaba un nuevo reto: contar con ingenieros y artistas en el estudio día y noche significaba que necesitábamos un sistema para que los archivos de sesiones se subieran también desde la oficina de Australia. Encontramos la solución con la Sincronización inteligente de Dropbox, que automáticamente sincroniza archivos, sin importar cómo accedas a ellos. 

La próxima iteración de nuestro camino con Dropbox fue el uso de nuestra herramienta de coedición, Dropbox Paper.

Las presentaciones deberían ser inmersivas y no estáticas

 

Como ocurre con cualquier sello discográfico, a menudo nos envían demos que consisten en enlaces de SoundCloud. Pero nos gusta saber más sobre el artista: su historia, su trayectoria, qué les inspira…

Future Classic es una compañía que se centra en la música, pero también somos muy digitales. Somos muy conscientes del papel que juegan los elementos visuales y el diseño a la hora de vender la visión y la creatividad de un músico a un socio externo, ya sea un publicista, agente o la persona encargada de contratar en un festival. Estas personas suelen recibir cientos de presentaciones al día, así que tenemos que buscar la manera más eficiente de llamar su atención, algo que vaya más allá de un enlace y unos textos llamativos. 

Dropbox Paper permite a nuestro equipo, sin la ayuda de un diseñador gráfico, crear una hoja resumen atractiva y con mucho contenido, completarla con fotos de prensa e incluso incrustar enlaces de SoundCloud y Vimeo.

interfaz de usuario de Dropbox con fotos de músicos

Al crear plantillas de Dropbox para que los artistas envíen sus solicitudes para nuestro programa de residencia, les dábamos un lugar en el que mostrar su música y elementos visual sin que tengamos que darles muchas instrucciones. Fue como dar el paso a un mundo inmersivo.

Hay soluciones más caras y que implican tiempo de hacer esto: pasar tres días dando instrucciones a un diseñador gráfico o invirtiendo en la creación de un microsite. Dropbox Paper es una alternativa rápida y sencilla para crear un paquete atractivo. También nos hemos dado cuenta que es genial para presentar briefings de videoclips a directores potenciales, ya que nos permite compartir notas y referencias. Nos dimos cuenta que Dropbox es una forma mucho más sencilla y limpia en comparación con otras herramientas de mostrar todos estos recursos de audio y visuales.

 

Una ventaja aún más interesante de esto es cómo Dropbox Paper también permite a los artistas presentarnos su trabajo. Cuando creamos el estudio de Los Ángeles, nos asociamos con Dropbox para crear un programa de residencia para que los artistas pudieran usar este espacio. Queríamos que nos presentaran su candidatura para el programa, pero no queríamos que nos enviaran enlaces de SoundCloud de nuevo. Como las presentaciones que hacemos nosotros mismos en nombre de los artistas, queríamos contar su historia al completo. 

 

¿Cómo podíamos dar a los artistas un lienzo en el que trabajar sin dar demasiadas instrucciones? Les ofrecimos plantillas de Dropbox Paper y mucha libertad. Lo que nos devolvieron fue mucho más interesante que cualquier solicitud al uso. Fue como adentrarnos en un mundo inmersivo.

Una estructura creativa que sigue dando libertad a los músicos

 

Los artistas no suelen tener una estructura muy definida. Como managers, es nuestra labor dar a los creativos un espacio de trabajo al que puedan conectarse y en el que puedan trabajar. Es difícil coordinar cientos de lanzamientos porque cada uno tiene cientos de archivos asociados. Pero ahora tenemos un solo lugar, Dropbox, al que podemos acudir para colaborar, y hay una estructura clara que da información sobre dónde encontrarlo todo. A nivel global, esta estructura es revolucionaria.

Un ejemplo muy loco de cómo funciona esta estructura se remonta a la Nochevieja de 2019. Estaba en la parte regional de Australia cuando me escribió el manager de la gira de Flume: 

"¿Sigues teniendo ese vídeo de hace unos años de la cuenta atrás?" 

artistas actuando en el escenario
ilustración abstracta de la interfaz de usuario de Future Classic en Dropbox

Flume iba a hacer la cuenta atrás para el Año Nuevo en Aspen y quería usar el vídeo de la bola de nieve LED de 2016. Esto algo muy habitual cuando trabajas con artistas de gira. Le respondí rápidamente indicándole que estaba en la estructura de archivos. Por muy frenética que sea la situación, tenemos una sensación de confianza y calma al saber que todo se guarda en un lugar seguro, y que no tenemos que preocuparnos por el tamaño de estos archivos visuales tan grandes.

Al tener oficinas tan alejadas unas de otras, además del voluminoso gasto que supone viajar por avión para la mayoría de los artistas, nos decidimos adoptar una forma de trabajar a distancia. La pandemia de COVID-19 ha obligado a muchas empresas a adoptar la idea de que no tenemos que estar en el mismo espacio para trabajar juntos.

El hecho de que la cuarentena nos haya obligado a trabajar todavía más en remoto solo es un indicio más de nuestra evolución con Dropbox. Ahora estamos mejor equipados para seguir produciendo música y apoyar a nuestros artistas a medida que evolucionan en sus carreras.

Descubre una mejor forma de colaborar

Empieza por Dropbox Business