¿Qué es el flow state?

El flow state —que se traduce como "estado de flujo"— es un estado mental que hace referencia a la experiencia óptima de trabajo a la que los miembros de tu equipo llegan cuando están completamente inmersos en sus actividades.

Una persona en flow state

Cómo alcanzar este estado mental

El flow state es un estado mental que se caracteriza por un sentido de inmersión y concentración completos en una actividad, lo cual hace que el proceso sea más satisfactorio y se disfrute más. Quizás hayas notado algo parecido cuando pierdes la noción del tiempo y tanto tú como tu equipo estáis completamente concentrados durante el trabajo. Sin embargo, la teoría del flow state sugiere que este estado no surge de forma espontánea: sino que es posible crear de forma activa el entorno perfecto para lograrlo. Esto supone una gran noticia para todo lo que está relacionado con la gestión del tiempo, la gestión de proyectos, el espíritu de equipo y todo lo que quieras conseguir en tu vida.

¿Cuál es el origen del flow state?

El término flow, que significa "flujo" en inglés, lo acuñó el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi en 1975 tras observar a artistas que podían perderse tanto en su trabajo que ignoraban, o simplemente no se veían afectados, por el hambre, la sed o el sueño.

En una charla TED reciente , Csikszentmihalyi fue tan lejos como para sugerir que este estado mental pone a nuestro alcance una "experiencia óptima" de la tarea que hay que hacer, lo cual nos lleva a niveles más altos de satisfacción. Se considera que esta teoría forma parte de la psicología positiva y es un estado mental increíblemente beneficioso con un efecto positivo en todo el estado del ser humano.

¿Qué es una experiencia flow state?

¿En qué consiste estar en un flow state? Csikszentmihalyi describe los siguientes elementos como signos indicadores de este estado, independientemente de la cultura, educación, ubicación y otros aspectos:

  • Concentración intensa
  • Unión tanto de acción como de conciencia
  • Pérdida de la conciencia de uno mismo
  • Sensación de que implicarse en la tarea no requiere esfuerzo
  • Fuerte sensación de control sobre la tarea que se tiene entre manos
  • Sensación distorsionada del tiempo o pérdida de la noción del tiempo
  • Sensación de que la tarea es una recompensa en sí misma, antes de completarla

Otros psicólogos también han sugerido que son factores fundamentales una fuerte sensación de éxito potencial y opiniones inmediatas —en el caso de los artistas, el claro progreso derivado de cada pincelada, por ejemplo—.

¿Cuándo se alcanza este estado mental?

Si bien es cierto que la investigación original sobre el flow state se basaba en el trabajo de artistas, este estado mental puede alcanzarse en una gran variedad de escenarios, incluidos los entornos deportivos o laborales. La idea es que el flow state es un estado mental que se ve alimentado por lo siguiente:

  • Objetivos claros
  • Un reto superable
  • Una actividad que se disfruta y te recompensa durante el proceso, también conocida como "tarea autotélica"

Presumiblemente, para experimentar el estado mental del flow state en su forma más pura —hasta el punto de rivalizar con lo que siente un artista con su lienzo— también se necesita lo siguiente:

  • Pasión por la tarea a realizar o cierta alegría previa con respecto a ella
  • Sensación de que tu nivel de habilidades o logro general puede mejorar gracias a la tarea en cuestión

¿Puedes conseguir este estado mental en el espacio de trabajo?

No importa cuánto te guste tu trabajo, no todas las tareas que realizas te van a parecer apasionantes. Esto no significa que encontrar el flow state en este contexto sea imposible; Csikszentmihalyi sugiere que el flow state está correlacionado con la motivación, además de con la felicidad general. Si lo traducimos al espacio de trabajo, esto significa que factores como la cultura corporativa, el equilibrio personal y profesional y la oficina o el  hecho de trabajar desde casa  juegan un papel fundamental a la hora de alimentar este estado mental.

El flow state no puede alcanzarse si la tarea no tiene sentido. La razón principal por la que los pintores pueden enfrascarse tanto en su trabajo es porque sienten un fuerte sentido personal de responsabilidad, orgullo y logro, incluso en la propia tarea. Eso significa que tú y tu equipo necesitáis poder compartir estas características cuando se trata de abordar vuestras tareas y proyectos conjuntos.

Llevar a tu equipo a alcanzar el flow state

Puede que tu pasión natural no alcance para todas las tareas que tengas que realizar pero, idealmente, deberías tener un deseo profundo de dar lo mejor de ti en el trabajo. Esa es, después de todo, la diferencia que nos ayuda a saber si tenemos el trabajo adecuado o necesitamos buscar otro. Un equipo que colabora y que trabaja motivado puede alcanzar el flow state o acercarse a él si hace lo siguiente:

Elimina distracciones

El estado mental no se alcanza al momento, lleva tiempo arrancar con una tarea, y algo más llegar al estado óptimo de concentración. Así que asegúrate de que nada te va a distraer de ese proceso. Incluso puedes definir un bloque de tiempo para dedicarte a la tarea en cuestión. Trata de usar una técnica de gestión del tiempo como la pomodoro. Así te asegurarás de que estás completamente comprometido con la tarea. También querrás guardar el teléfono, silenciar las notificaciones o rechazar cualquier otra cosa que pueda distraerse innecesariamente.

Silencia la mente

Podrías encerrarte con tu equipo en una sala de paredes blancas y relajantes, y aún así las distracciones acabarían encontrándoos. El vaivén de pensamientos, el estrés continuado y todas las preocupaciones de la vida diaria pueden arruinar tus opciones de conseguir un estado mental óptimo. Otro elemento que puede ayudarte a alcanzarlo es la práctica del mindfulness, donde consigues estar en armonía contigo mismo. Aspectos como la meditación diaria te ayudan a calmar la mente, mantener las distracciones a raya y empujarte a ti mismo a conseguir tus objetivos.

Conoce los tiempos de tu equipo

Cada persona trabaja de forma diferente: hay quien es más productivo a primera hora de la mañana, mientras que otras personas alcanzan su mejor momento después de comer. Ten en cuenta que para que tu equipo saque el máximo partido del flow state, no hace falta que lleguéis todos a ese estado a la vez. El flow state es una experiencia personal y va de exigirte a ti mismo, no de que tu jefe te diga que tienes que entrar en este estado mental. Así que, la clave aquí es tener expectativas realistas. También deberías ser consciente de cuándo rinden más tus compañeros, de forma que no les distraigas con una reunión improvisada cuando sabes que seguramente estén en un momento de concentración óptima.

Conviértelo en un reto

Hay una razón psicológica válida por la que la gente puede perder días de su vida jugando a videojuegos, abordando el mismo reto una y otra vez para sentir cierto éxtasis y logro cuando alcanzan su objetivo. Aunque puede parecer que los videojuegos están muy lejos de la esfera profesional, muchos de los requisitos de motivación intrínsecos del flow state están presentes en ellos: un entorno inmersivo, los retos constantes y el hecho de saber que pueden superarse, además de la sensación constante de estar mejorando y aprendiendo nuevas habilidades. De hecho, incluso hay un videojuego dedicado al flow statede Csikszentmihalyi. No se trata de que tu equipo alcance el flow state al trabajar en una hoja de cálculo. Necesitas exponer tus tareas de una forma clara, bien pensada y atractiva, y asignar aquellas que pueden fomentar las fortalezas de cada persona. Recuerda: el mayor enemigo del flow state es el aburrimiento.

Capacita a tu equipo para concentrarse

Los videojuegos se diseñan para ser interesantes y usar la herramienta adecuada puede ayudaros a ti y a tu equipo a concentraros, minimizar el cambio de contexto y maximizar el compromiso. Las herramientas para espacios de trabajo inteligentes ayudan a tu equipo a colaborar y trabajar de formas únicas y libres, para que puedan controlar y expresarse en su labor. Un ejemplo son los documentos de Dropbox Paper, que te permiten crear cualquier cosa, desde galerías de vídeo a líneas de tiempo para organizar proyectos y listas de tareas. Y todo desde una plantilla versátil. Esto da a los miembros de tu equipo las herramientas que necesitan, centralizadas en un solo lugar, y la libertad de colaborar de la forma que consideren más interesante, lo cual les acerca al flow state.

La monotonía no ayuda

No confundas trabajar muchas horas en la misma tarea con alcanzar un estado mental óptimo. Se trata de trabajar sin darte cuenta de que pasa el tiempo, cuando estás motivado por la propia tarea y la actividad que estás haciendo; cuando te esfuerzas porque te sientes felizmente implicado con lo que tienes entre manos. No es lo mismo sentarse en un escritorio durante horas y horas para hacer una tarea; esto solo es agobiarte con algo monótono por necesidad.

Si tu mente está en otra parte y no en la tarea que tienes que realizar, o si no sientes que lo que estás haciendo aporta algo o es positivo, difícilmente experimentarás un estado de concentración óptimo. La buena noticia es que esto no se aprende; es una experiencia que ocurre de forma natural y una forma de pensar que puedes cultivar. Si algo no te funciona a la hora de alcanzar flow state, reconsidera tu tarea, enfoque o entorno y vuelve a intentarlo.