Cinco formas en que Dropbox y Asana pueden ayudar a optimizar los flujos de trabajo de tus proyectos

Una mujer trabaja en recursos creativos en su portátil

Independientemente de si trabajas en una agencia creativa o en un equipo interno de marketing como redactor, diseñador, publicista o gestor de proyectos, ya sabes cómo es tener que hacer malabares entre varios proyectos, plazos y entregas en diferentes plataformas, equipos y zonas horarias.

 

Según el informe Anatomy of Work 2021 de Asana, el exceso de herramientas está socavando la armonización de los equipos. En la carrera por mantenerse conectados mediante herramientas, los trabajadores cambian entre 10 aplicaciones 25 veces al día, lo que fragmenta la comunicación y reduce la eficiencia.

 

Sin embargo, al integrar Dropbox con Asana, puedes adjuntar y compartir archivos fácilmente sin cambiar de aplicación, lo que te ahorra tiempo, te aporta contexto y te libera para que puedas centrarte en el trabajo creativo que más te gusta. 

Interfaz de usuario de la integración de Asana para flujos de trabajo creativos

Para imaginar cómo funciona, veamos cómo sería una campaña publicitaria en este mundo integrado:

 

  1. Planificación: utiliza Asana para preparar tu campaña y reunir los recursos del equipo. Gracias al acceso inmediato a toda tu biblioteca de archivos de Dropbox desde Asana, puedes agrupar fácilmente todos los documentos y detalles importantes que necesitas para poner en marcha el desarrollo creativo.
  2. Desarrollo creativo: fomenta la inspiración al reunir ideas grupales y comentarios en un lugar centralizado. Crea proyectos de tableros visuales en Asana con elementos visuales de Dropbox o adjunta archivos de Dropbox a las tareas de conceptualización en el flujo de trabajo de creación de anuncios para que todos los miembros del equipo tengan lo que necesitan para que sus procesos creativos fluyan y den lugar a nuevos conceptos.
  3. Seguimiento: las tareas que incluyen archivos de Dropbox se pueden asignar, comentar y priorizar, de forma que se puedan ver fácilmente los plazos generales de la campaña e identificar los elementos en riesgo que requieren tu atención inmediata. Al combinar Asana y Dropbox, puedes hacer un seguimiento del progreso de tu equipo con actualizaciones rápidas y precisas para que siempre estés al día del estado de tus entregas, y puedas cambiar de rumbo cuando sea necesario.
  4. Revisiones y aprobaciones: comparte fácilmente tus recursos creativos de Dropbox y recibe los comentarios de los interesados sin tener que cambiar de una herramienta a otra. Los archivos de Dropbox que se adjunten en las tareas de Asana pueden enviarse para su revisión y aprobación a los miembros interesados tanto internos como del cliente, de forma que los comentarios y las solicitudes de cambios se vinculen al archivo, lo que permite a tu equipo avanzar en el trabajo sin salir del flujo de trabajo de Asana.
  5. Copias de seguridad y almacenamiento: haz una copia de seguridad de tus archivos compartidos y de los recursos de la campaña creativa en Dropbox durante el proyecto para que la versión más reciente esté siempre disponible y los archivos se puedan recuperar siempre. Asimismo, añade una mayor protección con controles fáciles de usar para definir permisos de solo lectura, edición, descarga o de otro tipo de acceso a cada usuario con quien se comparta contenido, de forma que los materiales de tu campaña solo los actualice el miembro correcto del equipo.

 

Estas son solo cinco formas en que Dropbox y Asana pueden ofrecer a profesionales creativos como tú una forma más eficiente de colaborar en proyectos.  Para descubrir otras formas que tienen los equipos de sacarle el máximo partido a esta integración, visita https://www.dropbox.com/apps/asana