De dibujos al arte digital

Los dibujos de la ilustradora Ana Strumpf aparecen en revistas de moda, impulsan campañas publicitarias internacionales y acompañan los productos de sus clientes. Para lograr todo esto, cuenta con Dropbox.

Ana Strumpf

Ilustradora, diseñadora, dibujante… Ana Strumpf es una artista polifacética. El estilo alegre con el que esta creadora brasileña dibuja ha dado a conocer su trabajo por todo el mundo. Con la ayuda de herramientas digitales que alimentan la creatividad y la colaboración, sus ilustraciones han dejado huella en todo tipo de encargos, desde revistas de moda como Vogue hasta artículos de decoración del hogar y tablas de surf.

Aunque el talento de Ana Strumpf tiene raíces tradicionales —aprendió a dibujar de niña entre los estampados y colores de la tienda de telas de sus padres—, el proceso para compartir el arte que crea con los clientes depende en gran medida de las herramientas digitales que conectan su estudio de São Paulo con el mundo.  

Cuando termina con un dibujo, tanto si se trata de un esbozo a mano como de un trabajo en iPad, confía en su equipo de ayudantes y diseñadores digitales para convertir su obra en gráficos digitales más versátiles. Esta transformación tiene lugar en Adobe Illustrator y Photoshop, donde los archivos se pueden aumentar o reducir y manipular en función de las necesidades de los clientes. Después, las imágenes se almacenan y organizan en carpetas de proyecto del Dropbox de la artista, que las puede compartir fácilmente con los clientes para ver sus comentarios. Los clientes pueden añadir comentarios a los archivos directamente, lo que ayuda a la dibujante a hacer un seguimiento de cada fase del proceso de revisión y aprobación desde un solo lugar. Cuando un cliente aprueba el trabajo hecho y este ya se puede entregar, coloca los archivos finales en la carpeta correspondiente y los identifica claramente.

Ana Strumpf


Gracias a la portabilidad que ofrece Dropbox, Ana puede aprovechar la inspiración en cualquier momento y lugar. “Tengo Dropbox en el portátil, el iPhone y el iPad”, explica. “A veces, descargo un archivo antes del fin de semana para poder revisarlo cuando estoy en la playa o el campo. Me gusta que se pueda acceder a los archivos sin preocuparse del cómo”.

La flexibilidad con la que puede elegir dónde trabajar es muy importante para la artista, que continúa inspirándose durante los viajes y experimentando. “Me encanta visitar diferentes contextos urbanos, como Nueva York o Marruecos, e impregnarme de las ciudades”, afirma. Nos cuenta que está segura de que, mientras pueda continuar explorando, irá siendo cada vez más exigente consigo misma a nivel creativo.

“Me apasiona que mi trabajo se presente de tantas formas”, dice. “Lo que más me sorprende es que me dedico a lo que me gusta y que sigo encontrando la forma de evolucionar a través de los viajes, mis hijos y el entorno”.

Vídeo e historia de Citizen Research

Dropbox te ayuda a trabajar desde cualquier lugar.

Más sobre Dropbox para artistas