Cómo optimizar el equilibrio entre la vida laboral y personal

Ya sea que viajes al trabajo, trabajes desde casa o a tiempo parcial, es importante que sepas cómo lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal. No solo por tu salud y felicidad, sino también por tu productividad general.

¿Cuál es el equilibrio entre la vida laboral y personal?

Trabajar de 9 a 5 está quedando cada vez más atrás. Las generaciones pasadas pueden haber visto el trabajo como el principio y el fin, pero todos hemos llegado a comprender mejor la relación entre este y la salud. Somos cada vez más conscientes del lugar que ocupa la vida personal en todo esto. El concepto work-life balance (WLB) se explica por sí mismo: se refiere a la sensación de armonía que se obtiene entre la vida laboral y la personal, sin que haya conflictos entre ellas. Si debes trabajar horas extras, por ejemplo, puedes encontrarte en un conflicto laboral-familiar, donde no puedes cumplir con los deberes para con tu trabajo y tu familia por igual. En este caso, el equilibrio entre la vida laboral y personal es cualquier cosa menos equilibrado.

Por lo general, cuando se habla de lograr el equilibrio entre la vida laboral y personal, se habla de un horario de trabajo que no requiere que se sacrifique tiempo personal en favor de más horas. Conseguir ese equilibrio se suele considerar vital para la felicidad de los trabajadores y una cultura organizativa admirable.

¿Por qué es importante el equilibrio entre la vida laboral y personal?

Todo el mundo quiere más tiempo en el día para hacer las cosas que le gustan, así que, ¿no es un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal solo una ilusión? En realidad, es mucho más que eso. Lograr un equilibrio entre la vida laboral y personal ha demostrado ser sumamente importante para la salud mental e incluso para la salud física, tanto para los oficinistas como para los trabajadores independientes. La falta de equilibrio puede conducir a lo que se conoce como “síndrome de desgaste ocupacional”, definido por la Organización Mundial de la Salud de la siguiente manera:

“...un síndrome conceptualizado como resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo que no se ha manejado con éxito. [...] Sentimientos de falta de energía o agotamiento; aumento de la distancia mental con respecto al trabajo, o sentimientos negativos o cínicos con respecto al trabajo; y eficacia profesional reducida”.

El síndrome de desgaste ocupacional va en aumento y causa que los trabajadores pierdan motivación y productividad, además de estar relacionado con enfermedades cardíacas, presión arterial y tipos de diabetes. En pocas palabras, estar en un constante estado de estrés no es saludable para nadie, ni para ninguna empresa.

Tips para lograr el equilibrio entre la vida personal y laboral

Lograr el equilibrio saludable entre la vida personal y laboral es tanto una cuestión de actitud como de acción. Así es como te aseguras de que estás en el camino correcto hacia el alcance de la armonía para ti y tu equipo:

Conoce su valor

Te sorprendería saber que un equilibrio de calidad entre la vida personal y laboral es una de las cosas que la gente quiere más que nada. A través de un estudio reciente, se descubrió que los trabajadores estarían dispuestos a cobrar menos si eso significara que pudieran trabajar para una empresa que se identificara más con ellos. Es un compromiso bastante importante para asumir sin importar las circunstancias personales. Sin embargo, es un claro indicador de que ya no se ve el trabajo como algo que dura toda la vida, sino como un medio para vivirla. ¿Qué significa esto para ti y tu equipo? Deben saber que estás cuidando sus intereses y su bienestar, tanto en la oficina como en casa.

Deja de llamarlo equilibrio

Una idea cada vez más popular sobre el conflicto entre la vida personal y laboral es dejar de pensar en ello como un delicado equilibrio y, en su lugar, verlo como la vida en su conjunto. Por ejemplo, no pienses que enviar unos cuantos correos electrónicos de trabajo durante el fin de semana le quita automáticamente a tu fin de semana su condición de “tiempo libre”. Del mismo modo, no pienses que tomar un descanso durante la jornada laboral implica que estás descuidando tus tareas.

Administra el tiempo y la energía

La jornada laboral es más que la cantidad de horas que pasas en un escritorio. Intenta abordar tus tareas laborales de una manera nueva, tal vez adoptando una lista de tareas o una técnica de gestión del tiempo, como la técnica Pomodoro. Si eres gerente o jefe, debes darle a tu equipo la libertad de explorar diferentes formas de trabajo. Nuestra energía pasa naturalmente por picos y valles en el transcurso del día: no critiques a un compañero de trabajo por no estar en el pico de producción constantemente. Esto te deja menos estresado y con más energía para aprovechar al máximo las horas fuera del trabajo.

Planifica y administra expectativas

Planificar tu semana de trabajo con antelación te ayuda a determinar el tiempo que realmente puedes dedicar a tu vida personal. Por ejemplo, planificar una salida todas las semanas puede llevarte al fracaso, a la decepción y al desgaste. Establece expectativas más realistas para ti mismo para tener una energía más equilibrada tanto para la vida personal como para la laboral.

Si diriges un equipo, no esperes lo imposible de sus miembros. Intenta acercarte a un proyecto sabiendo que todo puede salir mal y considéralo, incluso la técnica de planificación PERT creada por la Marina  contempla que las cosas no siempre salen bien.

Piensa en tu entorno

Ya sea que trabajes en casa o en una oficina, debes ser consciente de las cosas de las que eliges rodearte. Tal vez no tengas mucho control sobre el diseño de la oficina, pero haz todo lo posible por mantener tu área de trabajo limpia y ordenada: el viejo dicho “escritorio ordenado, mente ordenada” es una afirmación válida. Del mismo modo, cuando llegues a casa, asegúrate de sentirte en un espacio diseñado para estar relajado y poder reducir tus niveles de estrés. No dejes documentos del trabajo fuera, no tengas correos electrónicos del trabajo constantemente abiertos en el teléfono. Si trabajas desde casa como autónomo, intenta mantener tu espacio de oficina confinado a una habitación o escritorio del que puedas salir al final de la jornada laboral.

No le quites importancia a la salud mental

Eso se aplica tanto a tu equipo como a ti. Cada vez más empresas comprenden la importancia de los “días de salud mental”, es decir, que los empleados puedan tomarse tiempo libre para recargar energía, según lo consideren. Estar físicamente “enfermo” no tiene por qué ser la única razón para tomarse un tiempo para descansar. Mantén una actitud abierta con tu equipo sobre la importancia del bienestar mental, no adoptes ni fomentes un sentimiento de vergüenza por admitir que no te sientes 100 % todo el tiempo: a todos les ocurre eso. Aunque esta actitud no soluciona el problema, ciertamente puede ayudar a disminuir la carga. El 55 % de los trabajadores se preocupan por solicitar vacaciones para tratar un problema de salud mental. Al crear un foro abierto y honesto, y al no ocultar tus sentimientos internos, puedes ayudar a tu equipo a pasar menos tiempo estresado y, con suerte, ayudar a disminuir la intensidad que estos temas pueden tener en la vida de tu trabajador.

No lo hagas solo

Muchos lugares de trabajo modernos ven a sus equipos como algo más que nombres o números: son una familia extendida. Se invita a los colegas a pasar tiempo juntos en los eventos sociales y después del trabajo, mientras que las charlas de equipo a través de Slack o Zoom suelen ser lo habitual. Esencialmente, se invita a los colegas a que se vean como amigos, personas con las que pueden conectar y en las que pueden confiar. Tener este sentido de camaradería puede marcar una gran diferencia para el equilibrio entre la vida laboral y personal⁠: de hecho, se descubrió que el aislamiento tiene un impacto negativo en la motivación de aquellos que comenzaron a trabajar a distancia sin un equipo distribuido para apoyarlos.

Dicho esto, la distancia no puede impedir que tu equipo se conecte, sobre todo hoy en día con tantas herramientas efectivas de trabajo a distancia a tu disposición. Solo asegúrate de que todos conozcan todas las  herramientas de colaboración que necesitan y que tengan acceso a ellas para crear un espacio de trabajo unificado y fácil de usar.

Aspectos clave

El corazón de un buen equilibrio entre la vida laboral y personal es garantizar que tú y tu equipo se ocupen de su vida personal y familiar. Esto no significa que nadie deba restarle importancia a su vida profesional, pero todos deben recordar que el trabajo y la vida fuera del trabajo tienen la misma importancia. Tu compañero de trabajo no es solo una persona que aparece con una computadora portátil ocho horas al día. También es un ser humano, con cientos de valiosas obligaciones fuera del trabajo. Cuando todos adopten esta forma de pensar, verán que pueden lograr un equilibrio de calidad entre la vida laboral y personal en conjunto.

Descubre una mejor manera de trabajar en equipo.

Introducción a Dropbox Business