¿Qué es la computación en la nube?

Todos hemos oído hablar de la “nube”, pero sigue siendo un misterio para algunos de nosotros. Aprende por qué la “nube” tiene la misma importancia para las empresas y las personas.

true

¿Qué es la computación en la nube y cómo funciona?

Lo más probable es que, aunque no sepas nada sobre los servicios de computación en la nube, tal vez los hayas usado en algún momento.

“Nube” es la abreviatura de “computación en la nube” y se refiere a las tareas y servicios que se proveen o se alojan en la Internet bajo la modalidad de pago por uso. Las personas han podido almacenar, operar y gestionar datos a través de Internet durante algún tiempo, pero la computación en la nube hace esto a una escala mucho mayor.

En primer lugar, es importante aclarar que la nube sigue necesitando componentes físicos. Aunque no guardes tus archivos directamente en tu computadora, es necesario que estén conectados a algún hardware en alguna parte del mundo. Cuando cargas un archivo en la nube, a través de un servicio, como Dropbox, este se envía por Internet a un servidor: un servidor real y tangible. Los proveedores de servicios en la nube tendrán cientos y miles de servidores físicos, conocidos en conjunto como “granjas de servidores”, que se encuentran en centros de datos en todo el mundo.

Así que, en su nivel más simplificado, la nube es un conjunto de servidores y centros de datos dispersos por todo el mundo en los que podemos almacenar datos. En esencia, se trata de una unidad de almacenamiento digital donde puedes guardar todos tus archivos. Con la nube, puedes acceder a tus datos desde cualquier dispositivo siempre que tenga conexión a Internet.

Cuando guardas un archivo en la nube, lo almacenas en Internet. Cualquier persona con los recursos y la infraestructura adecuados puede alojar su propia nube. Pero no es una tarea fácil, y, desde luego, no es barata. De modo que, cuando hablamos de utilizar un servicio en la nube, nos referimos a los servicios de alto nivel que ofrece un proveedor como Dropbox.

Utilicemos la electricidad como ejemplo. Costaría mucho y requeriría mucho mantenimiento tener un generador privado en tu casa. En vez de eso, tenemos proveedores de energía que básicamente operan un gran generador al que cualquiera puede acceder, y todos pagamos por lo que usamos. En el mismo sentido, es mucho más eficiente y rentable permitir que un proveedor de servicios en la nube aloje y almacene tus datos, en lugar de construir tu propia infraestructura.

Otras funciones además de los servicios de almacenamiento en la nube

En su nivel más simple, la nube es una solución de almacenamiento digital, pero existen muchos más servicios basados en la nube. La computación en la nube se puede dividir en tres funciones básicas diferentes: modelos de infraestructura como servicio (IaaS), plataforma como servicio (PaaS) y software como servicio (SaaS).

  • Infraestructura como servicio (IaaS) se refiere a los proveedores de nubes que ofrecen su espacio de servidor para cualquier cosa, desde el almacenamiento de datos hasta el alojamiento de la web. En este caso, seguirías administrando y manteniendo los datos, el sitio web o la aplicación, mientras que el proveedor de la nube te alquila los recursos informáticos para hacerlo.

El uso de Dropbox para el almacenamiento de archivos es un ejemplo de una IaaS. Puedes modificar, agregar datos y acceder a ellos, mientras que Dropbox proporciona los servidores para alojarlos. Casi todos los sitios web que visites se alojan a través de la nube, gracias a los modelos IaaS.

  • Plataforma como Servicio (PaaS) es similar a la IaaS, pero le da un poco más de control al proveedor de la nube. En el pasado, desarrollar software y probarlo de forma local era una tarea costosa, en cuanto a tiempo, dinero y espacio. PaaS proporciona una plataforma virtual para el desarrollo y las pruebas del backend, y proporciona a los programadores un marco virtual para desarrollar software en línea, con todos los servidores y el almacenamiento todavía a cargo del proveedor. Así que, en vez de arriesgarte a sufrir una pérdida por desarrollar y probar en las instalaciones, los modelos de PaaS ofrecen una solución virtual para de DeVops.
  • Software como servicio (SaaS) se refiere a cualquier software que se ejecuta a través de la nube. Tomemos como ejemplo a HelloSign. Con esta aplicación en la nube, puedes firmar documentos legalmente vinculantes en línea en lugar de usar bolígrafo y papel. Puedes acceder a la aplicación cuando desees desde cualquier dispositivo. Otro ejemplo de SaaS sería una aplicación web, como Grammarly, que se ejecuta en línea directamente a través del explorador web.

En pocas palabras, los modelos IaaS ofrecen el mayor control sobre tus recursos y satisfacen a los administradores en cuanto al alojamiento y el almacenamiento. Los modelos PaaS proporcionan menos control y satisfacen a los desarrolladores en cuanto a la construcción. Los modelos SaaS son los que ofrecen menos control y satisfacen a los usuarios cotidianos.

¿Cuáles son los diferentes tipos de nubes?

Hay cuatro entornos de nube básicos que pueden conformar cualquier infraestructura de TI.

La nube pública se refiere a los servicios en la nube que cualquier persona puede utilizar. Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure, Google Cloud y Google Drive, iCloud y Dropbox son todos servicios de nube pública. Cualquier persona que utilice Dropbox está alquilando una parte de su espacio en el servidor. La nube pública es un entorno compartido, similar a una gran oficina, pero cada usuario final tiene su propio escritorio y gabinete seguro. Este espacio específico seguro también se llama máquina virtual. La virtualización permite que cada usuario final tenga su propia máquina virtual en un espacio seguro separado en el mismo servidor físico. Más allá de las máquinas virtuales, puede haber servidores virtuales. De ese modo, la virtualización aprovecha al máximo el hardware físico de un servidor. Esta eficiencia es la razón por la que cualquiera puede utilizar los servicios en la nube a pedido a un bajo costo. 

La nube privada es muy diferente, ya que la máquina virtual y toda la infraestructura de la nube están dedicados a un único cliente. Seguirás alojando todo a través de Internet, pero el servidor que aloje tus datos será tuyo y solo tuyo. Algunos pueden optar por utilizar una nube privada para un poco más de seguridad, mientras que otros pueden necesitar usar la nube privada para el rendimiento.

Las nubes híbridas utilizan servidores internos y servidores de nube pública. Puedes guardar documentos más grandes o privados en la nube privada pero mantener todo lo demás en la nube pública.

Multinube es cuando una empresa utiliza múltiples plataformas de nube pública, en lugar de usar una combinación de privado y público como un híbrido. Las soluciones multinube suelen producirse porque diversos proveedores de servicios en la nube ofrecen diferentes funcionalidades, y una empresa puede necesitarlas todas.

¿Cómo utilizan la nube las empresas?

Cuando se trata de empresas, los beneficios de la computación en la nube van mucho más allá de su papel como una simple solución de almacenamiento. La computación en la nube se ha convertido en un motor esencial para la productividad, la eficiencia, el crecimiento y la organización de los lugares de trabajo modernos. Estas son algunas de las maneras en que las empresas se benefician del uso de la computación en la nube:

  • Ahorro de costos: hacer todo en las instalaciones puede ser muy costoso. Mantener los sistemas y equipos informáticos en el lugar es un gasto innecesario con la nube. Como servicio de pago por uso, la computación en la nube reducirá significativamente los costos de hardware, personal y consumo de energía. Además, menos tiempo dedicado a manejar los problemas informáticos significa más tiempo centrado en tus objetivos.
  • Recuperación ante desastres: hacer una copia de seguridad de todos tus archivos y datos importantes en la nube proporciona una protección adicional crucial. Estarías asumiendo un riesgo significativo para mantener todo almacenado en un solo lugar. Cualquier acontecimiento, desde un desastre natural hasta interrupciones repentinas del suministro eléctrico o un ataque de malware, podría dejarte con las manos vacías en cualquier momento. Como tal, la nube proporciona un servicio sumamente importante al hacer una copia de seguridad de tus datos en múltiples servidores en varios lugares.
  • Protección y seguridad de los datos: del mismo modo, y a pesar de lo que algunas personas puedan creer, los servicios de computación en la nube proporcionan una excelente seguridad en la nube para tus datos privados. Puedes suponer que es más seguro mantener todo donde puedas verlo, pero puedes pensar en la nube como en la bóveda de un banco. Los proveedores de servicios en la nube darán prioridad a la seguridad y la protección de tus datos, que estarán todos cifrados. En la mayoría de los casos, podrás establecer tu propia configuración de seguridad en la nube. Así como la bóveda de un banco está diseñada para ser la forma más segura de almacenar objetos de valor, la nube está diseñada para ser la forma más segura de almacenar datos.
  • Escalabilidad: la computación en la nube ofrece a las empresas un poco más de flexibilidad para crecer o incluso reducirse en algunos casos. Cuanto más grande sea tu empresa, más espacio, tiempo y dinero se necesitará para su funcionamiento. Poder utilizar la nube según sea necesario proporciona un entorno virtual para facilitar este crecimiento. Por otro lado, si la empresa la rechaza, sabes que no pagarás por equipos o recursos que ya no necesitas. Con los servicios de computación en la nube, solo pagas por lo que utilizas.
  • Flexibilidad: con todo lo almacenado y operado a través de la nube, tienes la flexibilidad de trabajar desde absolutamente cualquier parte del mundo. A medida que el concepto tradicional del lugar de trabajo continúa evolucionando, la computación en la nube desempeña un papel fundamental en permitir que las empresas funcionen de manera virtual. La computación en la nube también facilita la conectividad y brinda acceso a archivos y datos desde dispositivos móviles.
  • Colaboración: en el mismo sentido, poder no solo guardar tus archivos, sino también crearlos y editarlos en la nube fomenta una colaboración más eficiente. Con la computación en la nube, puedes tener un equipo de diez personas trabajando desde diferentes lugares en el mismo documento. Esto hace que la gestión de la organización y los recursos dentro de un equipo sea más sencilla que nunca.

Ventajas de la computación en la nube para uso personal

Fuera de la oficina, existen muchas maneras de beneficiarse de la utilización de soluciones de nube en casa. La ventaja más clara es, por supuesto, el espacio que te ahorrarás. Si no utilizas el almacenamiento en la nube, entonces la mayoría de tus archivos probablemente se guarda en tu computadora o teléfono inteligente. Si te quedas sin espacio en ese dispositivo, puedes optar por un disco duro externo y, si se llena, obtendrás un segundo disco duro externo, y así sucesivamente. De repente, se vuelve mucho más difícil encontrar ese viejo documento que necesitas con urgencia.

Tener todos tus archivos guardados en un lugar virtual, que no ocupa ningún espacio personal, te ayudará a mantener todo organizado y bajo control, a la vez que te ahorrará dinero en la compra de hardware. También ayudará a mejorar la potencia informática de tu sistema operativo a medida que migras una gran parte de tus archivos a la nube.

Compartir con tus seres queridos también se vuelve mucho más fácil. Por ejemplo, puedes configurar un álbum de fotos colaborativo al que pueda acceder cualquier miembro de tu familia.

Por ese motivo, Dropbox está construyendo el primer espacio de trabajo inteligente del mundo. Al conectar todo el contenido y las herramientas que utilizas, se puede acceder a todo con facilidad en la aplicación de productividad de Dropbox. No más cambios entre plataformas, aplicaciones y tipos de contenido: un espacio de trabajo inteligente te permite usarlos en un solo lugar, lo que proporciona una gestión de TI flexible.

Los beneficios de la computación en la nube son evidentes, ya sea que la estés utilizando en casa o en el trabajo. La nube aumenta la productividad, mejora la organización, aumenta la colaboración y reduce los costos, a la vez que mantiene tus datos seguros y protegidos.

Descubre una mejor manera de trabajar en equipo.

Introducción a Dropbox Business