Realiza una verificación del proyecto

Virtual First | Kit de eficacia

Tu alcance está aumentando. Olvidaste quién es tu audiencia. Los inconvenientes estándar del proyecto pueden ser difíciles de explorar. La buena noticia es que mantener tu proyecto saludable es bastante simple. Utiliza este chequeo para diagnosticar y tratar rápidamente los problemas del proyecto cada vez que aparezcan, y evítalos incluso antes de que comiencen.

25 MIN | TALLER DE EQUIPO VIRTUAL

Paso 1: Invita a tu equipo a realizar un chequeo

Los proyectos saludables tienden a compartir algunas cosas en común, como metas concretas, fechas límite acordadas y roles claramente definidos. Pero cuando estás ocupado con el trabajo, es fácil olvidar estos ingredientes básicos. Recomendamos invitar a tu equipo a que realice un chequeo del proyecto durante el comienzo, en la mitad de proyectos largos o cada vez que percibas que las cosas están fuera de rumbo. Aquí tienes una invitación de ejemplo:

--

Hola, equipo:

Me encantaría hacer un rápido “chequeo del proyecto” para asegurarnos de que tengamos todo lo que necesitamos para que este proyecto sea exitoso. ¿Te importaría revisar la hoja de trabajo de chequeo del proyecto para que podamos discutirlo juntos en una breve reunión? ¡Gracias!

--

Paso 2: Haz el chequeo

Después de iniciar tu reunión virtual: 

  • Abre la hoja de trabajo de chequeo del proyecto (a continuación) en tu pantalla. 
  • Revisa cada pregunta y haz que tu equipo use reacciones en Zoom para votar. (Si no usas Zoom, pídeles que den un pulgar hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados en la cámara).
  • Cuando hayas terminado, analiza: ¿dónde está nuestro proyecto especialmente saludable o no tan saludable? ¿Algo te sorprendió o desafió?
Hoja de trabajo de chequeo del proyecto

El médico está adentro.

Utiliza esta hoja de trabajo para asegurarte de que estás preparado para una buena salud del proyecto.

Hoja de trabajo de chequeo del proyecto

Paso 3: Ponte en marcha hacia la recuperación

Después de analizar los resultados de las pruebas, decide qué vas a hacer con respecto a las preguntas en las que obtuviste “no tanto” o “un poco”. Por ejemplo, podrían abordarlas juntos como un equipo o asignar a alguien para que se ocupe de ellos después de tu reunión. Estos son algunos de los siguientes pasos que se deben tener en cuenta: 

Más recursos

 

Tres victorias fáciles

Crea el hábito

  • Mañana: repite el problema que estás resolviendo, ¡con tus propias palabras!
  • La próxima semana: comprueba las metas de tu proyecto. ¿Son RÁPIDAS?
  • Trimestralmente: programa un chequeo virtual para todos tus proyectos.