Descubre cómo Punkpost conecta a una comunidad de artistas y transmite buen rollo

Foto de unas manos sujetando una tarjeta de agradecimiento junto a un dónut, un portátil, clips y blocs de notas

Escrito por Lex Monson, fundadora de Punkpost

 

Qué detalle tan bonito, ¿no?

  • Comprar una tarjeta para alguien a quien aprecias;
  • escribir en ella un mensaje;
  • y enviarla por correo postal.

En nuestro mundo digital, tener un detalle tan sencillo como este puede tener mucho más impacto que cualquier mensaje de texto o correo electrónico. 

No obstante, buscar la tarjeta postal adecuada, escribir en ella el mensaje que tienes pensado y enviarla no es tan sencillo. Todos estos pasos, que de forma aislada pueden parecer pasos pequeños, requieren mucho tiempo; algo que precisamente no nos sobra. Entonces, ¿qué puedes hacer para tener un detalle bonito con alguien a quien aprecias?

Punkpost tiene una propuesta para ti.

Tarjetas de felicitación de cumpleaños coloridas y mensajes de agradecimiento sobre un fondo color turquesa

Punkpost es una empresa que transmite buen rollo con un propósito bien sencillo: regalar esa sensación tan especial que se tiene al recibir una carta por correo postal. Estamos especializados en el envío por correo postal de tarjetas de felicitación creadas por artistas. 

Punkpost nació a partir de una experiencia personal. Mi pareja, Santiago, viajaba con frecuencia por trabajo y, antes de una reunión especialmente estresante, siempre le mandaba una tarjeta postal a su hotel para darle ánimos. A él también le apetecía mandarme otra tarjeta postal para agradecerme el detalle, pero entre los horarios de trabajo y los viajes le resultaba muy complicado cuadrarlo todo para encontrar el momento adecuado. Cuando estás en una ciudad que no es la tuya, no es cosa de un momento encontrar la tarjeta que te gusta, escribir en ella un mensaje bonito, ir a comprar el sello, etc. Fue entonces cuando pensamos que igual era buena idea buscar la manera de ayudar a otras personas a poder tener este tipo de detalles con la gente que aprecia.

Foto de los fundadores de Punkpost sentados con tarjetas y blocs de notas

Y eso es precisamente lo que hemos hecho. Hemos modernizado el proceso de envío de tarjetas postales, y ya llevamos años conectando con una comunidad de más de 100 artistas dedicados a la creación de cartas y postales a los que les apasiona su trabajo. Ahora ya no es necesario perder el tiempo buscando la tarjeta perfecta ni hacer cola en la oficina de correos. 

Y creo que esto no hubiera sido posible sin Dropbox.

Foto de coloridas tarjetas de felicitación cayendo en un buzón

Cuando todo tiene su lugar

Implementamos Dropbox en la primera etapa de Punkpost en 2015. Había usado Dropbox previamente y me di cuenta de que era una solución cómoda y práctica para compartir información con Santiago.

Aunque trabajemos juntos en la misma casa, empezamos a usar Dropbox porque es una forma sencilla de compartir información.

Uno de los aspectos que más destaca de Dropbox es que te permite tenerlo todo organizado. Puedes anidar muchas carpetas dentro de otras, lo que supone una enorme diferencia en nuestro trabajo. A veces usamos Google Drive para compartir algunos recursos, pero buscar archivos puede ser una odisea. Por eso solo usamos esta plataforma para recursos temporales y sin importancia. Cuando tenemos la versión final de un archivo, lo movemos a Dropbox, y allí se queda.

Dropbox también incluye un elemento de acceso restringido que le viene muy bien a Punkpost. La mayoría de nuestros recursos son para marketing y redes sociales. Aun así, hay determinados documentos a los que solo Santiago y yo podemos acceder como, por ejemplo, la documentación relativa a los inversores o los modelos fiscales. Estos elementos se encuentran en el mismo espacio, pero estamos muy tranquilos porque, gracias a los permisos de archivo, podemos controlar quién puede consultarlos.

Creatividad sin límites

Lo mejor de Dropbox posiblemente sea la forma en que permite teletrabajar. En Punkpost teletrabajamos desde nuestros inicios. Alquilar o comprar es increíblemente caro en todas partes, y en especial en San Francisco, y al ser una empresa pequeña y emergente así aprovechábamos mejor el dinero que invertíamos en el alquiler. Además, muchos de nuestros artistas son autónomos, y no tenía mucho sentido que los artistas locales tuvieran que lidiar con el tráfico de la Bahía de San Francisco para ir a un lugar determinado a dibujar durante un par de horas al día.

La sincronización en tiempo real y el uso compartido de archivos son fundamentales porque encajan con nuestra forma de trabajar. Los recursos visuales que utilizamos suelen ser archivos de gran tamaño y con Dropbox nos aseguramos de que todos puedan tener acceso a ellos sin límites de tamaño. Cuando un recurso está listo, se guarda en Dropbox, un espacio al que todo el mundo puede acceder desde cualquier lugar. 

El acceso remoto es fundamental para los propietarios y emprendedores de multitud de pequeñas empresas porque permite abrir un negocio prácticamente en cualquier sitio. No importa si vives en una gran ciudad o en un pueblo, no estás limitado a trabajar con el talento que vive en tu zona, sino que puedes usar Dropbox para trabajar con personas de todo el país, o de todo el mundo. Puedo encontrar a la persona idónea para cada trabajo, y así es como hemos acabado contactando con artistas de lettering tan enamorados de su trabajo como nosotros. Trabajar con personas con las que nos entendemos nos permite crear mejores productos.

Con Dropbox, el negocio no depende tanto de la proximidad, sino de quién conecta contigo y con tu producto.

Flujos de trabajo mejorados

Todos queremos trabajar el menor número de horas posible y sacar el máximo provecho de ese tiempo. Así que, ¿por qué esperar a que alguien envíe un documento si puedes encontrarlo directamente en Dropbox?

Seamos sinceros, es una lata tener que pedir que te manden un archivo o que te expliquen dónde lo han guardado. Sé que suena banal, pero el tiempo es oro (dinero, vaya) y, cuando pagas a los freelancers por horas, no quieres que dediquen su tiempo a perseguir a la gente porque les falta el contrato o no saben dónde está la ilustración que necesitan. Con una plataforma centralizada donde añadir o solicitar recursos visuales de gran tamaño, nuestros expertos pueden dedicar su tiempo a lo que de verdad les gusta.

Además, la interfaz es muy intuitiva; parecen las carpetas de un ordenador, por lo que la gente está más familiarizada con su uso, aunque no lo hayan visto antes. Puedo enviar un enlace a mi padre, que tiene 75 años, y sabe qué hacer con él. La facilidad de acceso de esta solución va en consonancia con la sencillez de nuestro modelo empresarial.

La solución perfecta para un negocio pequeño

Dropbox nos permite ahorrar tiempo al mejorar procesos y flujos de trabajo. Sabemos que hay otros servicios para compartir y almacenar archivos, pero en mi opinión, ninguno de ellos es ni la mitad de accesible y eficiente. Llegados a este punto, llevo usándolo tanto tiempo que no me entra en la cabeza por qué la gente no lo usa.

Sinceramente, creo que Punkpost igual no existiría sin Dropbox.

Dirigir una pequeña empresa es difícil, y Punkpost sigue luchando por hacerse hueco. Pero Dropbox nos facilita enormemente la existencia. Nos simplifica la colaboración y permite a los equipos distribuidos de Punkpost acceder de forma remota a lo que necesitan. A todos nos encanta trabajar desde casa y, gracias a Dropbox, hacemos lo que más nos gusta de forma fácil y sin tener que ir a la oficina. Con el acceso a los archivos en tiempo real y las funciones de colaboración, todo se puede hacer igual de rápido que si estuviéramos juntos.

¿Podríamos dirigir Punkpost sin Dropbox? Igual sí. Pero la verdad es que sería complicado, deberíamos invertir muchas más horas en el trabajo y acabaríamos frustrados. Al contar con una plataforma que nos permite seguir un flujo de trabajo sencillo y flexible, podemos seguir transmitiendo buen rollo con cada postal.