Desbloquea una decisión de equipo

Priorizar lo virtual | Kit de trabajo en equipo

Has revisado el briefing del proyecto y has programado tres reuniones, pero tus compañeros siguen viendo las cosas de forma diferente. Cuando una decisión pendiente afecta al impacto o la moral de tu equipo, es hora de escalarla. Aprovecha este taller para verlo todo desde la perspectiva de un líder de equipo y aprende a solventar este tipo de situaciones.

60–90 MINUTOS | TALLER DE EQUIPO VIRTUAL

Paso 2: Acuerda escalar

En una reunión virtual, o bien por correo electrónico o por chat, invita a las personas que esté al tanto del problema a debatirlo contigo. Di algo como: "Hemos tenido varias reuniones y hemos hecho una revisión del proyecto, pero seguimos bloqueados. Me gustaría tener la perspectiva externa de [nombre del responsable/líder]. ¿Quieres participar en esta conversación conmigo?". Cuando estés pensando a quién escalar un asunto, pregúntate…

    ¿Son el siguiente eslabón de la cadena de responsabilidad?

    ¿Ofrecerán una nueva perspectiva independiente? 

    ¿Tienen experiencia en el tema?

    ¿Están en condiciones de tomar una decisión?

Paso 3: Explica el problema

Antes de pedir ayuda, es bueno aclarar lo que estás pidiendo. Programa una reunión virtual de unos 40 minutos con quien esté involucrado en el problema. Una vez que hayas iniciado el proceso, presenta la hoja de trabajo para escalar problemas (a continuación). Pide a los miembros del equipo que la completen. Cuando hayas terminado, pregunta: ¿Estamos todos de acuerdo con el problema principal y nuestra decisión? Cuando hayas articulado todo de forma clara y concisa, continúa con el paso 4.
Hoja de trabajo para escalar un problema

¿Qué decisión debes tomar?

Utiliza esta hoja de trabajo para explicar tu problema con mayor claridad. No olvides utilizar un lenguaje sencillo que alguien ajeno al equipo pueda entender.

Hoja de trabajo para escalar un problema

Paso 4: Pide consejo

Una vez que hayas decidido a quién escalar el problema, invítale a debatirlo contigo. A veces puede hacerse de forma asíncrona, pero otras veces lo mejor es programar una reunión virtual. En tu invitación, incluye los puntos de la hoja de trabajo de para escalar un problema. Si necesitas ayuda de un grupo de personas (como un equipo de liderazgo funcional), asegúrate de aclarar de antemano quién es el responsable de la toma de decisiones.
Hola, [nombre]:

Estoy trabajando en [proyecto] con [personas principales]. Llevamos tiempo intentando [decisión que debes tomar], pero estamos bloqueados en cuanto a [aquello que quieres hacer]. Nos encantaría que nos dieras tu punto de vista sobre la decisión para que podamos [resultado que quieres conseguir]. ¿Estarías dispuesto a hablarlo con nosotros? Si ya tienes clara la solución, no dudes en compartirla. También podemos programar una reunión para profundizar. Aquí hay algunos documentos de referencia para darte más contexto.

Gracias,

[nombre]

Si acabas teniendo una reunión, iníciala resumiendo el problema al que te enfrentas, lo que está bloqueando y la decisión que debes tomar. Cuando termines, haz una pausa y escucha. Si en la reunión no se llega a ninguna conclusión, asigna los pasos siguientes y las fechas de vencimiento.

Paso 5: Sigue adelante hasta que desbloquees la situación

Si el asunto sigue bloqueado después de escalar el problema, considera pedir consejo a tu propio jefe. Si el problema persiste, puede ser un signo de un desajuste mayor en torno a las prioridades de tu organización.

Más recursos

3 acciones fáciles

Desarrolla el hábito

  • Mañana: si una conversación se estanca, pregúntate: "¿Qué decisión debemos tomar?"
  • La siguiente semana: ¿seguimos atascados? Pregúntate: "¿La perspectiva de quién podría ayudarnos a tomar esta decisión?"