Controla tu ansiedad

Priorizar lo virtual | Kit de bienestar

La mayoría de nosotros planificamos el día según las tareas que tengamos pendientes. Pero hay estudios que demuestran que es más efectivo planificar nuestros días en función de nuestros niveles de energía, dependiendo de si nos sentimos motivados o agotados. Utiliza este ejercicio para ser más consciente de tus patrones de energía y crea una programación que se adapte a tu ritmo.

25 MIN | EJERCICIO INDIVIDUAL

Paso 1: Crea un gráfico con tus niveles de energía

Probablemente ya sepas si trabajas mejor por la mañana o si, en cambio, eres una persona noctámbula. También puedes notar que ciertas tareas te activan más que otras. Utiliza la siguiente hoja de gráfico de energía (o diseña una propia) para comprender mejor cómo tu energía mental aumenta y disminuye a lo largo del día. Cuando termines, reflexiona sobre lo siguiente: 

  • Mi energía es mayor cuando __________
  • Mi energía se agota cuando ___________
  • Mis mejores ideas surgen cuando __________
  • Pierdo la concentración cuando __________
Hoja de gráfico de energía

¿Cuál es tu curva de energía?

Usa esta hoja para saber con qué tareas y en qué horas del día tienes más energía y cuándo sientes un mayor agotamiento.

Paso 2: Crea tus rutinas de energía

Tal vez tengas una oleada de motivación a las 9:00 o sientas cansancio justo después de comer. Sea cual sea tu curva de energía personal, añadir actividades que previsiblemente sean revitalizantes a tu calendario puede ayudarte a afrontar el día con más fluidez y positividad. Rellena la siguiente hoja de rutinas de energía para obtener más información sobre lo que está agotando tu energía mental y lo que puedes hacer para darle un impulso. Cuando hayas terminado, elige tus tres mejores rutinas de energía.
Hoja de rutinas de energía

Rutina que consume energía → Rutina que aporta energía

Usa esta hoja para convertir una rutina que agota la energía en una que la mantenga.

Hoja de rutinas de energía

Paso 3: Diseña un día de mucha energía

Ya sabes qué actividades tienden a agotarte y cuáles te permiten mantener tu energía y has identificado algunas rutinas que te dan energía. Ahora ha llegado el momento de diseñar tu día. Abre tu calendario y haz algunos cambios:

  • ¿Hay alguna reunión que no te puedas perder? Por ejemplo, en Dropbox, tenemos períodos de colaboración diaria de 9:00 a 13:00. Bloquea algo de tiempo para esto.
  • ¿Cuándo están más altos tus niveles de energía? Bloquea ese tiempo para tareas complejas (como lluvias de ideas, escribir o programar).
  • ¿Cuándo están más bajos tus niveles de energía? Bloquea ese tiempo para las tareas rutinarias (como responder a mensajes de correo electrónico, hacer la programación o tareas de formato).
  • ¿Cuáles son tus tres rutinas energéticas principales? Añádelas al calendario también. 
Ejemplo de calendario para gestionar los niveles de energía

Más recursos

De Dropbox De otros

3 acciones fáciles

Desarrolla el hábito

  • Desde mañana: cuando llegue el agotamiento, haz una pequeña acción para cambiar la situación.
  • La semana que viene: haz una comprobación: ¿están funcionando tus rutinas de energía?.
  • Cada tres meses: programa una comprobación de energía.