Consejos para emprender un negocio en solitario

Montar un negocio en solitario es toda una aventura, por pequeño que sea. Hemos recopilado seis consejos e ideas para que puedas empezar con buen pie.

Un emprendedor en solitario busca consejos en su ordenador y dispositivo móvil

Cuando ya tengas la idea para emprender tu negocio en solitario, el siguiente paso (que es a menudo el más importante) es comenzar y ponerse manos a la obra. ¿Y qué puedes hacer para poner tu idea en marcha?

Después de reflexionar largo y tendido sobre este tema, hemos recopilado seis consejos útiles para aquellos emprendedores en solitario que todavía están buscando su camino.

1) Encuentra una idea empresarial que satisfaga tus necesidades

Vas a invertir mucho tiempo en tu empresa individual, por lo que debería ser algo que te apasione y te motive.

Pregúntate: ¿por qué quiero abrir un negocio? ¿Quiero tener un horario flexible? ¿Tengo una afición que pueda convertir en mi profesión?

Un emprendedor en solitario señala ideas para su negocio en una pizarra.

Nuestra guía de ideas empresariales es solo el punto de partida; en realidad, hay miles de modelos empresariales que podrías tener en cuenta si decides emprender. Dedica tiempo a evaluar algunas opciones, reflexionar sobre los aspectos prácticos de cada una de ellas y decidir cuál consideras que es la más adecuada según tus ambiciones y preferencias.

2) Ponte una meta y crea un plan de empresa

Cuando ya tengas una idea empresarial y una perspectiva global, llega el momento de plasmarla en papel (o incluso en un documento de Dropbox Paper) y determinar los detalles del modelo empresarial.

Un plan de empresa estándar incluirá la siguiente información:

  • Un resumen general
  • Una descripción del negocio
  • Detalles de las estrategias comerciales
  • Un análisis de la competencia
  • Un plan de diseño y desarrollo de tus productos y servicios
  • Información sobre tu plan operativo y de gestión
  • Información, planificación y factores financieros

Intenta que sea lo más sencillo posible. Tu plan de empresa tiene que estar redactado de tal forma que cualquiera que se lo lea pueda entender cuál es tu negocio, cómo genera ingresos y cómo funciona.

Un emprendedor en solitario escribe un plan de empresa en su cuaderno.

Crear un plan de empresa te ayudará a detectar problemas en tu idea y resolverlos antes de ponerlo en marcha. Puede que sea mejor que pienses a largo plazo y tengas en cuenta estrategias de crecimiento para tu negocio, si es que esperas expandirte en algún momento.

3) Mantén el orden y cíñete al plan

Cuando diriges una empresa individual, todo depende de ti. Ejecutas la puesta en marcha, haces el trabajo y tratas con los clientes. Si te vienes abajo, también lo hace la empresa.

Por eso es fundamental mantener el orden y estar al tanto de las diferentes partes de tu negocio.

Un emprendedor en solitario examina cuidadosamente carpetas organizadas.

Afortunadamente, con el almacenamiento de documentos y las aplicaciones de productividad de Dropbox es más fácil que nunca conseguir un flujo de trabajo eficiente sin esfuerzo.

4) Automatiza todo lo que puedas

Piensa que solo estás tú. Cuanto más tiempo dediques a ofrecer el producto o servicio de tu negocio, más ingresos generarás.

Aquí es donde la automatización puede resultar útil. ¿Por qué dedicar tiempo a trabajar en tareas rutinarias si la tecnología puede hacerlo por ti?

Un emprendedor en solitario se relaja en la silla mientras su ordenador automatiza su flujo de trabajo.

Con las integraciones de Dropbox con herramientas de automatización líderes, como Zapier y Nintex, puedes automatizar flujos de trabajo con tu contenido de Dropbox, de forma que tu trabajo se libere de las acciones manuales normalmente necesarias al trabajar con varias aplicaciones.

Un ejemplo de esto es la aprobación de contenido. Este proceso, que suele constar de varias fases y partes implicadas, se puede automatizar completamente en Dropbox con K2, una conocida plataforma de automatización de flujos de trabajo. Al enviar el contenido de forma automática a las demás partes implicadas con fines de colaboración y aprobación antes de publicarse, puedes liberarte de tareas manuales innecesarias.

En el caso de los emprendedores, puede cambiar las reglas del juego al reducir la microgestión que, de otra manera, debilitaría la productividad del equipo (en el que solo estás tu, claro).

Además, las posibilidades de la automatización en Dropbox crecerán con el tiempo, a medida que las plataformas aumentan su inversión en integraciones avanzadas.

Así lo describe Eyal Inbar, vicepresidente de Alianzas Tecnológicas Globales de K2: "K2 y Dropbox comparten un objetivo común, que es simplificar la forma en que un usuario descubre, conecta y gestiona información, ya sea a nivel local o en la nube. Al integrarnos con Dropbox, podemos ayudar a los clientes a reformular sus flujos de trabajo y crear aplicaciones de procesos avanzadas".

5) No tengas miedo a pedir ayuda cuando lo necesites

Aunque el término "emprendedor individual" implique trabajar en solitario, no hay motivo para no contar con ayuda de vez en cuando si lo necesitas.

Si tienes un mes especialmente ajetreado o necesitas a alguien con conocimientos especializados concretos en un proyecto, deberías plantearte externalizar una parte del trabajo. ¿Por qué no cuentas con un autónomo si necesitas ayuda? ¿O pagas a un gestor para que se encargue de presentar los modelos de hacienda? 

Contar con la ayuda adecuada no dinamitará tu estado de emprendedor, sino que te liberará para centrarte en lo más importante: que tu negocio tenga éxito.

Un emprendedor en solitario participa en una videollamada con especialistas para tratar un proyecto en el que colaboran.

Compartir la carga de trabajo tampoco significa que tengas que dejar de lado tu flujo de trabajo. Con el servicio para compartir archivos de Dropbox, puedes asumir el control por completo sobre quién tiene acceso y durante cuánto tiempo a tu documentación. Además, con nuestras herramientas de colaboración de contenido, podéis trabajar de forma simultánea en los mismos archivos, sin estorbaros los unos a los otros.

6) Ten paciencia, disfruta de la libertad y recuerda que el dinero no es lo único que importa

Aunque el resto de los consejos han sido más prácticos, nos gustaría terminar con uno un poco más filosófico.

Un emprendedor en solitario dedica un rato a meditar después de un día ajetreado.

Emprender puede ser duro, y no es para todo el mundo. Al embarcarte en tu propio negocio, puede que tengas que esperar un tiempo hasta que empiecen a llegar los beneficios. A veces, puede parecer como si no estuviese saliendo como te imaginabas.

No obstante, recuerda que en este camino profesional el dinero no es lo único que importa. Lo bonito de un negocio propio es que tienes todo el control y puedes permitirte disfrutar de la libertad que conlleva. Es tu empresa, y esto tiene multitud de ventajas.

Por encima de todo, la paciencia y la perseverancia son las bases de un emprendimiento de éxito. Recuerda por qué empezaste por tu cuenta en primer lugar (valores, estilo de vida, libertad) y dale a tu negocio el tiempo que necesita para asentarse.

Regálate espacio para desempeñar tu trabajo al máximo

Dirigir una empresa individual tiene muchos altibajos. Si bien es verdad que no puedes tenerlo siempre todo controlado, sí que puedes asumir el control de tu espacio de trabajo. 

Empieza por organizar tu escritorio, tu oficina en casa y tu papeleo. Después, puedes llevarlo todo a otro nivel con Dropbox: un espacio donde usar las herramientas que más te gustan, guardar de forma segura tus archivos más importantes, librarte del desorden y aumentar la productividad de tu jornada laboral al máximo.

Descubre un espacio para todo tu trabajo.

Probar Dropbox