Cómo comprimir un video

Los videos grandes y los límites reducidos de los adjuntos pueden detener el avance de un proyecto. Aquí te mostramos cómo puede ayudar la compresión de videos.

Compartir videos

La tecnología es maravillosa, pero aún hay algunos aspectos que pueden poner hasta a la persona más experta en tecnología un poco ansiosa. Transferir un video de alta calidad de tu equipo a un cliente puede ser una cuestión problemática; después de todo, los videos pueden ser archivos voluminosos en el mejor de los casos.

¿Qué es la compresión de videos?

La compresión de videos es una manera de reducir el tamaño de tu archivo de video. Lamentablemente, casi todos los métodos de uso compartido de archivos, desde los correos electrónicos hasta los mensajes instantáneos, tienen algún tipo de límite del tamaño del archivo. Eso significa que tu video no se ajustará a tu mensaje y, si lo hace, tu receptor puede esperar un período de descarga prolongado por su parte. Básicamente, al comprimir tu video, cortas una parte del tamaño necesario de tu archivo, a pesar de que normalmente esto también afecta la calidad general. De acuerdo con el tamaño original, esta pérdida de calidad quizás no sea perceptible, pero todo depende de cuán pequeño deseas que sea el tamaño de tu video.

¿Qué es un byte?

Un byte es una unidad de medida que se usa para los archivos digitales. No es necesario profundizar en terminología informática para saber cómo comprimir archivos de video, pero una comprensión básica de estas unidades puede ayudarte a dimensionar el tamaño de tu archivo. En general, verás que los archivos se miden en kilobytes, megabytes, gigabytes y terabytes, lo cual se desglosa del siguiente modo:

  • Kilo: 1024 bytes
  • Mega: 1024 kilobytes
  • Giga: 1024 megabytes
  • Tera: 1024 gigabytes

Por lo tanto, básicamente, si tu archivo se encuentra en la gama de los gigabytes, debes reducirlo a megabytes.

¿Qué es un códec?

Si comienzas a analizar el lado técnico de la administración de videos, pronto descubrirás los códecs. Los códecs son el código que se usa para comprimir tu video: básicamente reducen el tamaño de tu archivo para el almacenamiento y luego lo descomprimen nuevamente cuando estás listo para verlo. Normalmente, los códecs funcionan de forma automática dentro del programa que eliges y, en términos generales, no es necesario que sepas mucho sobre ellos para comprimir un video, ya que un software lo hace por ti. Todo lo que debes saber realmente es que, sin los códecs, tu archivo tendría un tamaño al menos de tres a cinco veces mayor.

Si te enfrentas a diferentes opciones de códecs entre las cuales elegir, puede resultar útil conocer los siguientes tipos de códecs:

  • MPEG:  uno de los códecs más usados, MPEG y sus derivados, incluidos MPEG-1 y MPEG-4, generan una reproducción de video de alta calidad, incluso después de la compresión.
  • ProRes: un códec que se usa en software como iMovie; ProRes, como el nombre lo sugiere, proporciona una excelente resolución de color.
  • WMV: sin lugar a dudas, ya te has encontrado con este códec antes si eres usuario de Windows. Se considera que WMV proporciona una mejor calidad que MPEG-4 y que, si usas software de edición de video de Microsoft, es muy probable que este sea el códec que elijas.

¿Un AVI es un códec?

No, un AVI es un contenedor que determina la extensión de tu archivo de video. Los contenedores son como sobres que contienen los códecs. Por lo tanto, un AVI y un MP4, por ejemplo, son tipos o contenedores de archivos, no códecs en sí mismos. Igualmente, existe una diferencia. Los MP4 resultan más pequeños que los AVI, debido a una mejor tasa de compresión.

¿Cuán grande es un archivo de video?

La cantidad precisa de bytes necesarios para tu archivo depende de varios factores, incluidos los siguientes:

Formatos de video

Los tipos de video pueden afectar el tamaño y la calidad generales. Los siguientes son todos los tipos de archivos de video:

  • MP4
  • AVI
  • FLV
  • MOV
  • WMV

Sin complicarse demasiado, algunos tipos de archivos ofrecen mejores códecs; es decir, el proceso que se usa para comprimir tu video. Cuando un MP4, por ejemplo, se convierte a un archivo FLV, se obtiene un archivo más grande en general, ya que los códecs de un FLV son menos eficaces y dan como resultado una menor compresión o reducción del archivo.

Longitud del video

Un video de un minuto es evidentemente más pequeño que un video de una hora, a pesar de que, nuevamente, tu elección del tipo de archivo también puede afectar la proporción entre la longitud del video y el tamaño del archivo.

Calidad del video

La resolución y la velocidad de cuadro afectan el tamaño del archivo. La velocidad de cuadro o FPS (cuadros por segundo) también afecta la calidad del video; los videos de alta calidad usan un mínimo de 24 FPS. Cuanto más cuadros tengas, más detalles verás y mayor será tu archivo. Puede reducirse la velocidad de los videos filmados en 60, 120 o incluso 240 FPS a 24 o 30 FPS para videos de cámara lenta. También pueden dejarse sin alterar para crear videoclips con una nitidez realista.

Si tu video es de 480p, está diseñado para tener una visualización más pequeña de 852x480 pixeles. Un video de 720p ingresa al área de la alta calidad en 1280x720. Una resolución más alta no necesariamente significa el nivel más alto de calidad; solo denota el tamaño del área que se creó para que llene el video, pero no es una garantía de que este llenará ese espacio con un detalle exacto.

Si tu video es de 480p, está diseñado para tener una visualización más pequeña de 852x480 pixeles. Un video de 720p ingresa al área de la alta calidad en 1280x720. Una resolución más alta no necesariamente significa el nivel más alto de calidad; solo denota el tamaño del área que se creó para que llene el video, pero no es una garantía de que este llenará ese espacio con un detalle exacto.

Para un video de 1 minuto:

  • Ultra HD o 4K (3840x2160): tamaño del archivo de 2 GB
  • Resolución de 2k (2048x1080): tamaño del archivo de 430 MB
  • 1080p o Full HD (1920x1080): tamaño del archivo de 403 MB

¿Cómo funciona la compresión de videos?

La compresión de videos se produce al eliminar imágenes y sonidos repetitivos determinados por el algoritmo del códec. Para el ojo humano, esta pérdida pasa prácticamente inadvertida. Considera cómo una película de Hollywood pasa del tamaño de la pantalla de cine a un DVD y puede reproducirse en el televisor de cualquier hogar sin desfases. La compresión solo causará estragos en la calidad de la visualización si deseas reducir el tamaño de un archivo a un mínimo minúsculo y mantener su resolución al mismo tiempo. Es en estos casos cuando los videos comienzan a "pixelarse", "granularse" y, en general, a no ser visibles.

¿Cómo comprimo un video?

Para comprimir un archivo de video correctamente, necesitas un software dedicado como iMovie para Mac o Windows Video Editor para Windows. De forma alternativa, puedes enviar tu video en un archivo comprimido de ZIP, pero para esto es necesario que tu receptor lo descargue por su parte.

Con estos programas, todo lo que debes hacer es abrir tu video, normalmente al hacer clic en "abrir" o "importar", y luego exportarlo, lo cual lo convierte en un nuevo tipo de archivo. La mayoría de los programas de edición de videos te permiten escoger el formato de archivo resultante, incluidos MP4, AVI, MOV y WMV.

¿Cómo comprimo un video con Dropbox?

Afortunadamente, no debes preocuparte mucho por los bytes y los formatos para enviar un video largo correctamente a través de Dropbox. Dropbox admite los siguientes formatos de archivos de video, para nombrar algunos, y los comprime automáticamente para visualizarlos en tu dispositivo, con la opción de descargarlos en calidad total si lo deseas:

  • AVI
  • MKV
  • MP4
  • MPG
  • MOV
  • WMV
  • OGV
  • 3GP

Además, siempre que el tamaño de tu archivo sea inferior a 50 GB, la previsualización se muestra como un video impecable. Puedes enviar videos desde tu teléfono, escritorio o tableta, y son de uso compartido a través de vínculos que se pueden agregar a correos electrónicos, mensajes de textos o chats. Tus receptores ni siquiera necesitan tener una cuenta de Dropbox y pueden visualizar el video sin descargarlo. Además, no hay un límite de tamaño del video que puedes cargar, así que no te asustes por la compresión y la descompresión de tu archivo.

Mejora la eficacia con Dropbox

Con Dropbox, no se debe hacer un esfuerzo para compartir archivos de manera segura en tiempo real. Otorga acceso a carpetas compartidas para un uso compartido instantáneo sin descargas que consumen mucho tiempo. Puedes enviar el vínculo compartido a cualquiera, aunque no tenga una cuenta de Dropbox. Esto significa que nada puede retenerte si deseas trabajar en un proyecto de un video creativo, compartir una presentación o si simplemente deseas enviar un video divertido a un amigo.

Descubre una mejor manera de trabajar en equipo.

Introducción a Dropbox Business