Cómo crear una cápsula del tiempo digital

A todos nos encanta encontrar reliquias y fotos del pasado, así que ¿por qué no regalar una cápsula del tiempo digital a tu yo del futuro o a los que más quieres?

¿Qué es una cápsula del tiempo?

Este término hace referencia a un recipiente que se llena de elementos específicos de forma intencionada para informar sobre la vida actual a las personas de un futuro lejano. Las cápsulas de tiempo se crean con la intención de que se acceda a ellas años después para recordar detalles del pasado que se habrían olvidado si no se hubieran conservado. Se piensa que el creador de este concepto fue Thornwell Jacobs, quien se inspiró en las tumbas egipcias, que son una especie de cápsula del tiempo.

Es posible que tú también crearas una en algún momento de tu infancia, o como parte de algún proyecto en primaria, enterrando una caja de zapatos llena de reliquias y cartas en el jardín. Incluso es probable que lo hagas ahora, escribiendo cartas de motivación a tu yo del futuro para leerlas más adelante y ver tus progresos. El término también puede usarse de una forma más amplia; por ejemplo, para describir un hogar que no se ha decorado en las últimas décadas y se ha convertido en una cápsula del tiempo de una época determinada.

Te alegrará saber que la idea de la cápsula del tiempo es algo más que un bonito entretenimiento para niños o una casa llena de muebles de los años setenta, y que en el pasado este concepto se ha aplicado de formas muy interesantes.

Cápsulas de tiempo famosas

Algunas cápsulas del tiempo son algo tan simple como un recipiente de acero inoxidable enterrado en el patio del cole para el siguiente curso. Otras, en cambio, son muchísimo más sofisticadas.

La Cripta de la Civilización

La Cripta de la Civilización, probablemente una de las cápsulas del tiempo más conocidas, es una cámara herméticamente sellada que se encuentra en la Universidad de Oglethorpe, en Brookhaven (Georgia), y se creó a partir de una propuesta del propio Jacobs. La estructura, que tiene un volumen de casi 57 metros cúbicos, se construyó a finales de la década de 1930 y su apertura está prevista para el año 8113.

Incluso se registró en el libro Guinness de los récords como la primera cápsula del tiempo creada con éxito. Entre los objetos que incluye, se encuentran una copia de la Biblia, el guion original de la película Lo que el viento se llevó, grabaciones de voz de figuras históricas clave, electrodomésticos básicos e incluso juguetes de plástico de personajes de Disney. Los objetos que podrían degradarse se encuentran en recipientes de hierro sellados especialmente y rellenados de gas inerte.

Las cápsulas del tiempo de Westinghouse

Las cápsulas del tiempo de Westinghouse, inspiradas directamente en la de Jacobs, son dos recipientes con forma de bala, uno enterrado en 1939 y el otro, en 1965. La apertura de ambos está prevista para el año 6939. Se construyeron como atracciones para la Feria Mundial de Nueva York, que se celebró en los años en los que se enterró cada uno de estos recipientes. Se encuentran en Flushing Meadows-Corona Park, en Queens.

La cápsula que se enterró en 1939 contiene elementos como noticieros, un diccionario, un paquete de cigarrillos y varias variedades de semillas, como azúcar y arroz. Se seleccionaron estos artículos como reflejo de la vida del siglo XX en los Estados Unidos. Por otra parte, la cápsula que se enterró en 1965 se destinó en mayor medida a objetos con mérito científico e incluye un libro de visitas de las personas que fueron a ver la cápsula a esta feria internacional.

Los discos de oro de las Voyager

Estas cápsulas del tiempo están "enterradas" en el espacio. Son dos discos fonográficos que se encuentran dentro de las dos sondas espaciales Voyager que se enviaron al espacio en 1977. Se diseñaron con la intención de que las encontrara alguna forma de vida extraterrestre. La sonda Voyager 1 es el objeto artificial más alejado del planeta Tierra. Contiene pistas de música, imágenes y sonidos de la naturaleza, una grabación con un saludo titulado "Hello from the children of planet Earth" (Saludos de parte de los niños del planeta Tierra) e imágenes de nuestro planeta.

Cápsulas del tiempo de la era moderna

Si no tienes a mano un recipiente de hierro lleno de gas inerte, pero quieres hacer tu propia cápsula del tiempo, es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

  • ¿Durante cuánto tiempo se almacenará?
  • ¿Dónde la guardarás?

En este mundo casi exclusivamente digital, cada vez confiamos menos en guardar objetos de valor sentimental o almacenar información en lugares físicos. Aunque esto pueda significar que cada vez se usan menos las cápsulas del tiempo tradicionales, allana el camino para recurrir a una alternativa digital. El contenido, como las fotos, la música, los registros históricos o los documentos escritos, puede conservarse en una cápsula del tiempo digital, ya sea en línea o simplemente en una memoria USB.

Por ejemplo, si lo que quieres es un resumen de tu vida actual para compartirlo con tus futuros hijos, puede ser divertido llenar una caja de zapatos con un USB de fotos, impresiones de artículos de Wikipedia y noticias, y una lista de palabras modernas que probablemente pasen de moda (como "pirarse" o "flipar"). Sin embargo, las memorias USB, las cajas de zapatos y los paquetes pueden perderse fácilmente, estropearse por la humedad o deteriorarse y decolorarse con los años. Y, en el caso de las memorias USB y otros dispositivos de almacenamiento de medios, también es posible que no sean compatibles con la tecnología de la época en la que se descubran. Teniendo en cuenta todo esto, quizá quieras proteger tus recuerdos para el futuro mediante una carpeta segura en línea. Al fin y al cabo, las cápsulas del tiempo son una idea divertida, pero no implican que no se pueda recurrir a soluciones digitales formales para crearlas.

¿Cómo puedo crear una cápsula del tiempo digital?

Dropbox proporciona almacenamiento en la nube que te permite guardar tus archivos e imágenes de forma segura y compartirlos con enlaces que puedes proteger con una contraseña. Además, con el plan Dropbox Family, es muy fácil empezar a compartir archivos y montar tu cápsula del tiempo con tus seres queridos. Incluso puedes fijar el período de apertura de las carpetas de tu máquina del tiempo para limitar el acceso de otros usuarios a ellas. Digitalizar documentos también es muy fácil con el escáner de documentos. Esto significa que, tan solo con tu smartphone, podrás asegurarte de que los recortes de las revistas y los artículos de los periódicos serán tan legibles dentro de 20 años como cuando los viste por primera vez.

¿Qué debería incluir en mi cápsula del tiempo?

Esto depende solamente de ti. Normalmente, se guardan fotos; tal vez una carta para quien encuentre la cápsula del tiempo con información general de la vida diaria actual y una explicación de todo lo que hayas incluido. Aprovecha que la cápsula estará en formato digital e incluye los vídeos, la música y cualquier otro proyecto creativo digital que quieras compartir.

Puede que las cápsulas del tiempo más famosas del mundo no se abran hasta dentro de miles de años, pero la tuya puede abrirse cuando quieras. Aquí tienes algunas ideas para inspirarte:

  • Cápsula del tiempo digital de los propósitos de Año Nuevo: ¿Quieres aprender a bailar este año? Graba un vídeo de tus intentos, busca la música con la que más te apetezca mover el esqueleto y fotos que te inspiren o motiven. Después, almacénalo todo en tu carpeta protegida y no vuelvas a abrirla hasta el próximo año nuevo. Cuando lo hagas, siéntate, observa a tu yo del pasado, pasa un poco de vergüenza y admira tus progresos.
  • Cápsula del tiempo de estudio: Todos los estudiantes acaban el curso inmersos en una montaña de apuntes y, probablemente, sin espacio en la habitación para guardarlos todos. Con el escáner de documentos, pueden guardarlos en la nube y, luego, reciclar el papel, con la tranquilidad de saber que seguirán teniendo los apuntes del trimestre a mano. También es una buena manera de mirar atrás y ver cómo han mejorado los hábitos de estudio y de toma de notas.
  • Cápsulas del tiempo de las vacaciones: A todo el mundo le gustan las vacaciones, así que asegúrate de capturar tus mejores recuerdos y protegerlos. Un álbum de fotos es capaz de congelar el tiempo tal y como lo haríamos con una caja enterrada llena de objetos.
  • Cápsula del tiempo de las redes sociales: Quien más o quien menos, todos disfrutamos revisando publicaciones antiguas y fotos en las redes sociales, pero no hay garantía de que estos sitios funcionen dentro de unos años con la misma fluidez y seguridad que ahora. No dejes tus preciadas imágenes abandonadas en Internet; en su lugar, descárgalas y haz copias de seguridad. Además de asegurarte de no perder recuerdos felices porque un sitio web deje de utilizarse de repente, también se recomienda, a nivel de seguridad personal, que elimines cualquier cuenta inactiva.

Captura el momento

Si quieres crear una cápsula del tiempo, ya sea grande o pequeña, el formato digital es la mejor opción para asegurarte de que todos esos recuerdos que tanto aprecias se mantienen lo más seguros posible.

Protege tus recuerdos ante el paso del tiempo

Comparar planes