Estampados atrevidos de gran impacto

La marca de moda ghanesa-australiana YEVU fusiona la mercancía con una digna misión social. Mira cómo el equipo dirigido por mujeres pasa de la tela al acabado con la ayuda de Dropbox.

Dos mujeres con vestidos estampados a juego posan y sonríen en la playa.

Mientras trabajaba en el sector de la ayuda y el desarrollo de Ghana, la fundadora de la ropa YEVU, Anna Robertson, se dio cuenta de dos cosas. La primera es que las mujeres dominan el sector informal del país, constituyendo hasta el 70 % de los trabajadores en una industria que se caracteriza normalmente por un empleo inseguro y precario con bajos salarios. También descubrió que había un conjunto innegable de habilidades locales para fabricar ropa a medida. 

 

Una persona está sentada frente a una máquina de coser, trabajando en un trozo de tela.

 

Con la intención de encontrar una manera de aprovechar esas habilidades y ofrecer trabajos sostenibles a tiempo completo que paguen un salario de sustento a las mujeres, Robertson fundó YEVU, una marca de moda dedicada a mostrar estampados brillantes y atrevidos de cera de África Occidental, y apoyar a las mujeres que los hacen. El proceso de producción y campaña de YEVU se coordina a través de Dropbox, la base digital de su equipo de 30 personas repartidas por Ghana y el hogar de Robertson en Sidney, Australia. 

 

El proceso de producción de YEVU comienza en el mercado mayorista de Accra (Ghana), donde su jefe de compras toma fotos de los estampados con un teléfono móvil, y comparte esas imágenes en una carpeta de Dropbox con el equipo directivo. "Nos comunicamos totalmente con nuestro equipo en Ghana a través de nuestros celulares. Es una forma más fácil de mantenerse en contacto cuando las personas están en los mercados y en el taller", dice Robertson. Una vez que se han hecho sus selecciones de estampados, se hacen los pedidos a los proveedores, los estampados se recogen y se entregan las telas al equipo de mujeres que dirige el taller de YEVU en Ghana.

 

Cinco mujeres con vestidos estampados a juego sonriendo abrazadas.

 

Los patrones digitales de ropa, creados y diseñados en Sídney, se envían al equipo de Ghana a través de otra carpeta de Dropbox. Los patrones se imprimen a nivel industrial y la producción se pone en marcha. "Todo está listo para las próximas seis u ocho semanas", dice Robertson.

 

Una vez confeccionada la ropa, el equipo de Ghana rueda una campaña de comercio electrónico. "Ejecutar nuestras campañas allí nos permite mostrar la ropa en un contexto africano occidental con una dirección artística increíble", dice Robertson. Al igual que el proceso de producción, los fotógrafos comparten las fotos de la campaña con las carpetas de Dropbox y las aprueba el equipo en Sídney antes de que se publiquen.

 

Dos mujeres en vestidos estampados a juego posan y ríen.

 

YEVU ahora produce casi 9000 prendas al año, con grandes bases de fanáticos tanto en Sídney como en Ghana. "Australia y Ghana comparten un ambiente positivo, soleado y al aire libre. Este vínculo, en mi mente, me llevó a creer que los estampados y tejidos ghaneses encajarían bien en Australia", dice Robertson. Tenía razón: "El día que se inauguró la primera tienda pop-up en Sídney, la fila salía por la puerta. A todo el mundo le encantó la historia. A todos les encantaron los colores. Era algo diferente y emocionante también desde el punto de vista ético".